Claves del Año Jubilar de San Vicente

El cardenal Cañizares, en el acto celebrado ayer. / irene marsilla
El cardenal Cañizares, en el acto celebrado ayer. / irene marsilla

Los fieles obtendrán la indulgencia plenaria en 14 templos de la diócesis de Valencia | El programa del Arzobispado incluye jornadas en Morella, Teulada, Vall d'Uixó y Sant Vicente del Raspeig y muestras itinerantes

LOLA SORIANO VALENCIA.

La ciudad de Valencia ha festejado cinco centenarios de la canonización de San Vicente Ferrer y uno de la muerte del santo, pero es la primera vez que la Santa Sede concede el Año Santo Jubilar, un hecho que el Arzobispado quiere celebrar desde el próximo lunes y hasta el 29 de abril de 2019.

El primer evento se celebró ayer en la Catedral, con el anuncio de la apertura del Año Santo Jubilar -a modo de pregón- que coincide con el VI centenario de su muerte. El acto, presidido por el arzobispo Antonio Cañizares, contó con la presencia de los obispos de Orihuela-Alicante; Jesús Murgui y el de Segorbe-Castellón, Casimiro López.

El Arzobispado ha establecido en un decreto que la diócesis de Valencia cuente con 14 templos jubilares, seis de ellos en la ciudad, como es el caso de la Catedral; la iglesia de la Casa Natalicia de San Vicente Ferrer; San Esteban Protomártir; la iglesia castrense de Santo Domingo; la Basílica de San Vicente Ferrer y la parroquia de San Vicente Ferrer. También se incluyen templos de la provincia como la capilla del Colegio Imperial de los Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer (San Antonio de Benagéber); las ermitas de Llíria y Agullent; las iglesias de Santa Catalina Virgen y Mártir de Teulada; San Pedro Apóstol de Paterna; y las iglesias dedicadas al santo en Adsubia; Algimia de Alfara y Torrent.

Los fieles que quieran conseguir la indulgencia plenaria no tendrán que hacer un peregrinaje, se podrá lograr visitando uno de estos puntos y cumpliendo seis requisitos, como explica José Francisco Ballester-Olmos, lloctinent general de los Caballeros Jurados. Los seis condiciones son: realizar un acto de contrición; testificar la fe rezando un Credo en una sede jubilar; hacer la oración del Padre Nuestro; rezar La Salve a la Virgen; realizar una oración por el Papa y, por último, hacer una invocación u oración a San Vicente Ferrer. Además, el fiel se tendrá que confesar y comulgar.

La comisión interdiocesana programará exposiciones itinerantes; rutas vicentinas y actos culturales. Una de las primeras acciones será en mayo y se trata de una jornada de territorios vicentinos en Morella. Habrá dos conferencias y puesta en común para crear lazos entre los territorios vicentinos. Estas jornadas se trasladarán en otras fechas a Teulada; Vall d'Uixó y Sant Vicent del Raspeig.

Más

Fotos

Vídeos