Ciudadanos insta al Ayuntamiento a endurecer los controles sobre los contratos a dedo

REDACCIÓN

valencia. El grupo municipal de Ciudadano alertó ayer de que la supresión de los controles previos sobre los contratos menores (comúnmente conocidos como 'a dedo') aprobada por el Ayuntamiento para este ejercicio «es la antesala de la corrupción».

Según el concejal y portavoz de esta formación en el Consistorio, Fernando Giner, «el Ayuntamiento ha pasado una época muy oscura en la que presuntamente ha albergado casos de corrupción, por lo que Ribó debe endurecer los mecanismos de control, no eliminarlos».

Como publicó hace unos días este periódico, la concejalía de Hacienda ha dictado una instrucción para eliminar la fiscalización previa de los contratos a dedo (es decir, el trámite con el visto bueno de la Intervención General), justificando la decisión en la nueva Ley de Contratos del Sector Público que entrará en vigor el próximo marzo.

En esta línea, Giner criticó que el Ribó «ahora diga que la intervención municipal no tiene que mirar los contratos en la primera fase». A su juicio, la gestión del equipo de gobierno es «desenfrenadamente caótica» por lo que exigió el compromiso para que no se vuelvan a dar presuntos casos de corrupción en el Ayuntamiento de Valencia.

«Lo que sucede es que como Ribó es incapaz de gestionar y de dotar a los diferentes servicios municipales de medios y personal, opta por la vía más fácil que es eliminar los controles», lamentó el portavoz de Ciudadanos.

Entre julio de 2015 y septiembre de 2017, el Consistorio realizó un gasto de 43,3 millones mediante esta modalidad.

Fotos

Vídeos