Cinco camiones de rescate en altura averiados dejan a los bomberos de Valencia bajo mínimos

Pruebas con una grúa de Bomberos en el Micalet.
Pruebas con una grúa de Bomberos en el Micalet. / I. Marsilla

El SPPLB denuncia la falta de personal en la ciudad y critica que la oferta de 18 puestos de este año no sirve para dar un servicio adecuado

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

«Los parques están cubiertos, aunque van muy justos de personal y de vehículos». Los atentados yihadistas sufridos en Barcelona y Cambrils en agosto han puesto todo el foco en la falta de recursos de la Policía Local de Valencia, aunque ocurre algo parecido con el Cuerpo de Bomberos, donde el Sindicato de Policías Locales y Bomberos (SPPLB) denunció ayer que cinco vehículos especializados en servicios en altura como rescate y saneamiento de fachadas permanecen fuera de servicio, debido sobre todo a las averías que padecen.

Se trata de dos autobrazos, uno de 35 metros y otro de 65 metros, unos vehículos que «llevan escalera pero tienen otra configuración distinta al camión clásico», indicaron fuentes sindicales, quienes añadieron que se trata de «problemas para que el presupuesto esté disponible más que de falta de dinero».

Otros dos vehículos con autoescalera, de 30 metros cada una, se encuentran también fuera de servicio, indicaron las mismas fuentes, para acabar citando también una autoescalera de 18 metros. «Están averiados y tardan mucho tiempo, demasiado, en que sean reparados», comentaron desde el sindicato.

La concejal de Ciudadanos María Dolores Jiménez comentó que el Ayuntamiento «no puede esperar a que ocurra una desgracia para que se ponga de manifiesto las condiciones en las que se encuentran los bomberos, tal y como ha ocurrido con los policías locales, donde tras el atentado de Barcelona, han salido a la luz las carencias que tienen».

La delegada de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, anunció el pasado enero una reordenación del Cuerpo, con la apertura del Parque Oeste y la intención de llegar a 400 funcionarios en 2020. En la actualidad hay 357 bomberos aptos para servicios operativos.

Jiménez dijo que «el personal es del todo insuficiente, actualmente la plantilla supone una dotación diaria de 42 funcionarios, una cifra alarmante si pensamos que tienen que atender a una ciudad como Valencia con cerca de un millón de habitantes entre vecinos y visitantes». Hace una década la plantilla llegó a ser de 600 efectivos con un servicio habitual de 60 personas.

Desde el Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos indicaron que las 18 plazas correspondientes al pasado ejercicio «no se han negociado las bases ni hay plazo de presentación de instancias, por lo que estos funcionarios no estarán disponibles hasta 2019».

Señalaron que el Consistorio tuvo que modificar la normativa para permitir la «continuidad de los parques, que ahora pueden estar abiertos con sólo seis personas». Cada uno de los cinco parques dispone de un vehículo en altura aunque «no hay reserva y eso también es un problema por si se avería otro». Al margen se encuentra el caso de una escalera de 50 metros de altura, comprada en 1986 y donde «no se sabe muy bien si está de servicio o se reserva para el futuro museo», comentaron.

Jiménez subrayó que «disponemos de un parque móvil en el que abundan las averías». Para la edil esta situación ha llegado por la falta de interés de los responsables políticos. «No se han preocupado por los bomberos en todos estos años. El camión ABE-2 está averiado desde 2016, como reconoció Menguzzato en respuesta a una pregunta que formulamos, y a fecha de hoy sigue sin arreglarse por falta de piezas. Esto es un despropósito total y absoluto», para afirmar que «la ejecución presupuestaria en inversión es del 6,52% a fecha 31 de agosto».

Fotos

Vídeos