Un carril bus en contradirección irá del Parterre a la plaza América

Doble carril. Figuración con el nuevo carril bus que pasará por la calle Palacio de Justicia hacia la calle de la Paz. / lp
Doble carril. Figuración con el nuevo carril bus que pasará por la calle Palacio de Justicia hacia la calle de la Paz. / lp

El PP denuncia que las macroparadas de la EMT carecen de permiso de Cultura y el tripartito dice que están autorizadas por Patrimonio

P. MORENO

valencia. El Ayuntamiento aprobó ayer la construcción de un carril bus segregado que irá en contradirección del resto del tráfico desde la plaza América hasta los aledaños de la calle de la Paz, en el Parterre. Pasarán ocho líneas de la EMT y servirá para agilizar las frecuencias de paso de algunas que ahora deben dar un rodeo, comentó el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi.

La junta de gobierno aprobó el proyecto y el encargo a la contrata Pavasal con una inversión total de 443.000 euros. El plazo de ejecución rondará los tres meses aunque no está clara la fecha de inicio. El carril bus y para taxis irá desde la plaza América pasando por Navarro Reverter, Porta de la Mar y la calle Palacio de Justicia, junto a la Glorieta.

Este es el motivo, según denunció el concejal del grupo popular Alberto Mendoza, de que esta iniciativa sea calcada al conflicto abierto por la macroparada de la plaza de Tetuán, donde aseguró que la concejalía está pendiente todavía de recibir la autorización de la Conselleria de Cultura, al estar en un entorno protegido y monumental.

«Lo que ha presentado hoy Grezzi no tiene permiso de Cultura», dijo tajante, al destacar sobre todo el carril bus doble que habrá en la calle Palacio de Justicia, lo que obligará a acercar las marquesinas hasta la sede del Tribunal Superior de Justicia. Además, esto provocará que se deje en dos carriles la calzada que irá en dirección a Colón y Navarro Reverter, según se indica en el proyecto aprobado por la junta.

Fuentes cercanas a la concejalía de Movilidad señalaron que el proyecto presentado ayer tiene el permiso de la comisión municipal de Patrimonio, algo que desde el PP niegan. «Se ha hecho un batiburrillo de expedientes con la parada de Tetuán e incluso el anillo ciclista, donde ya quisieron hacer las paradas de Porta de la Mar y un informe del Servicio de Gestión del Centro Histórico fue desfavorable al considerar que se debe solicitar antes de iniciar las obras, informe y autorización de la Conselleria de Cultura».

La obra necesitará mucho más que una mera señalización. Las paradas tendrán 20 metros de longitud, con marquesinas y plataformas para hacerlas adaptables a minusválidos. También habrá que modificar el acceso desde la plaza América, incluyendo los semáforos. Grezzi no aclaró si el espacio que necesitará el carril bus saldrá del aparcamiento en cordón que hay ahora en este calle o de la propia calzada.

La contradirección será posible al quedar la rotonda de la plaza Porta de la Mar de giro completo, lo que ahora no se puede hacer. Los vehículos que lleguen por la calle General Tovar tendrá que rodearla si quieren dirigirse a la calle Justicia.

Mendoza pedirá el mismo lunes una aclaración sobre los permisos que se han solicitado. «Han utilizado la respuesta que dio la dirección territorial de Cultura a la EMT cuando quiso construyó las paradas de la plaza Tetuán, lo que luego fue desestimado por la comisión municipal de Patrimonio. Es obvio que caen en el mismo error». La zona afectada está catalogada dentro del Plan de Ciutat Vella y el carril bus pasará entre otros monumentos protegidos por el arco del triunfo que preside Porta de la Mar, el Palacio de Justicia, el parque de la Glorieta y el jardín del Parterre.

«En el expediente de la plaza de Tetuán, la comisión de Patrimonio acordó no autorizar la legalización de las marquesinas porque no existía autorización de la Conselleria de Cultura. «A pesar de estos antecedentes tanto técnicos como políticos, el señor Grezzi lleva a la junta de gobierno el expediente de los intercambiadores, cuando ya es conocedor de las advertencias hechas por los técnicos municipales de que todas las obras requieren de autorización previa».

En la plaza Porta de la Mar habrá dos marquesinas de un total de 20 metros y se convertirá en una de las paradas de transbordo de la EMT. Forma parte de un plan de la empresa todavía no presentado oficialmente vinculado a la reurbanización el próximo año de la plaza de la Reina.

Grezzi señaló que las calles Colón y Paz se convertirán en dos de las vías de acceso principales para las líneas de la EMT, suprimiendo otros itinerarios. En el caso del aprobado ayer, se podrán evitar duplicidades con itinerarios que ahora pasan por la calle Sorní. La de Tetuán será otro intercambiador, lo mismo que pasará en San Agustín. La previsión es comprar autobuses lanzadera para trayectos cortos y evitar así el paso de tantos autobuses en las plazas monumentales.

Fotos

Vídeos