Un canal de la Albufera se dragará para mejorar la navegación en el lago

Dragado de un canal en la Albufera, en una imagen de archivo. / lp
Dragado de un canal en la Albufera, en una imagen de archivo. / lp

El Ayuntamiento ultima la limpieza de una balsa para la suelta de 5.000 alevines de lubinas, que serán reintroducidos en el parque natural

P. M.

valencia. El Ayuntamiento ha adjudicado a la empresa Sociedad Agricultores de la Vega las obras de reconstrucción y mejora de un canal de 1,8 kilómetros en el lago de la Albufera, llamado el Carreró de El Saler, para mejorar la navegación de las barcas y la regulación hidráulica de los arrozales.

El concejal de Devesa-Albufera, Sergi Campillo, destacó ayer que el dragado del canal servirá para consolidar las motas con el material que se retire. Además, habrá una plantación intensiva de especies autóctonas para consolidar la tierra. El edil indicó que el servicio consideró este lugar como esencial para destinar una inversión que superará los 150.000 euros.

La reconstrucción del borde de las motas es decisiva para regular la entrada y salida del caudal de los arrozales, que se encuentran por debajo del nivel de la Albufera. Por esta razón, consideró, el lago está ahora algo más bajo al ser la época de retocar muchas de estas construcciones antes de la próxima inundación de los campos.

El proyecto prevé la eliminación de especies alóctonas, sobre todo cañaverales, pero sobre todo tierra que se ha ido acumulando con el riesgo de impedir la navegación, señaló Campillo. Los trabajos se harán de común acuerdo con los propietarios de los campos vecinos.

Por otro lado, el Ayuntamiento informó ayer del acuerdo con la Comunidad de Pescadores de El Palmar y en colaboración con la Universidad Politécnica para la reintroducción de la lubina en la Albufera. Como adelantó LAS PROVINCIAS, se ha habilitado una balsa para la reintroducción ecológica de esta especie en la zona de la Sequiota, en una reserva de 2.500 metros cuadrados donde se ha limpiado y desbrozado el entorno. La previsión es soltar 5.000 alevines dentro de un programa supervisado por los pescadores para repoblar el parque natural en unos pocos años de trabajos en la balsa.

Fotos

Vídeos