La Fe de Campanar cerrará la planta de crónicos a partir de septiembre

Los ingresos terminarán de manera paulatina hasta que en octubre finalice de manera definitiva la actividad de hospitalización

LAURA GARCÉS

valencia. La hospitalización de enfermos crónicos en las instalaciones de La Fe de Campanar tiene los días contados. A partir de septiembre, «poco a poco», se cerrará la planta del pabellón central donde todavía hoy hay 24 camas para ingresar a pacientes paliativos o crónicos. El proceso está en marcha, según confirmaron fuentes sindicales. El martes se reunió la mesa sectorial en la que la Conselleria de Sanidad explicó a los sindicatos los pasos que se van a ir dando en los próximos meses dentro del plan previo a las obras para la reactivación de las instalaciones.

Dolly Prunés, vicepresidenta de sanidad del sindicato CSIF, explicó que el objetivo de la Administración es que en octubre ya no quede actividad en ese edificio de la antigua ciudad sanitaria La Fe. También Ricardo Llevata, representante del sindicato médico CESM, confirmó el encuentro y que se les había trasladado que a partir de septiembre se empezará a desmantelar la planta destinada a crónicos. Dijo, además, que no se explicó cómo se suplirán esas plazas de hospitalización.

Representantes de la sección sindical de UGT en La Fe destacaron que una de las cuestiones que se ha cerrado es que los 142 profesionales que se van a ver afectados se quedarán en el departamento de salud de La Fe, ya sea en el centro sanitario de la avenida Fernando Abril Martorell o en otros servicios del área.

La dirección general del Hospital La Fe confirmó ayer por la tarde que está previsto que finalice la actividad en la planta de hospitalización de Campanar durante los meses de octubre y noviembre. Recordaron que esa actuación se enmarca en el proceso de obras para la reactivación del antiguo hospital.

Fotos

Vídeos