Buscan bajo el palacio Vallier la taberna romana donde se vendían perfumes

Nivel donde apareció la perfumería. / semar arqueología sl
Nivel donde apareció la perfumería. / semar arqueología sl

Los arqueólogos esperan hallar huellas de tiendas alrededor de los restos de una perfumería del siglo III encontrados en las obras de un hotel

ÁLEX SERRANO VALENCIA.

Los arqueólogos de la empresa SEMAR Arqueología S. L. que excavan en las obras de rehabilitación del Palacio Vallier, en la Seu, esperan encontrar la taberna y las tiendas situadas en torno a la perfumería del siglo III que han hallado en los trabajos en el hueco del ascensor de esta casa burguesa del siglo XIX que se convertirá en un hotel de lujo en 2018. La arqueóloga encargada de la excavación, Marisa Serrano, explicó ayer que «lo normal» es que la taberna donde se vendían los perfumes aparezca al lado de la estancia con balsas y botellas que han encontrado durante el mes de noviembre.

Actualmente, los trabajos se centran en torno a los tres metros de profundidad. Ya no se va a excavar más, por lo que ahora se están investigando los costados de las balsas de decantación de flores que han llevado a pensar a los expertos que la sala que ha aparecido se trata de una perfumería. «El punto donde se encuentra, junto al foro, en el centro de la ciudad romana, nos hace pensar que es una perfumería», comenta Serrano, que destaca, además, que en toda España sólo se han documentado otras dos perfumerías romanas, una en Barcelona y otra en Elche, lo que da una idea de la importancia de este hallazgo, que ya ha sido catalogado y extraído del suelo. «Será trasladado a los almacenes municipales y lo normal es que se exponga, tanto la perfumería como el esqueleto visigodo», comenta la experta. Además, en la misma sala ha aparecido un peso procedente de una báscula romana, conocido como «pondus».

Es al lado de la citada tienda de perfumes donde tanto Serrano como su compañero, Llorenç Alapont, confían en hallar ahora la tienda o taberna donde se vendían los perfumes. El centro de la Valentia romana del siglo III era una urbe populosa que contaba con servicios y locales de ocio, aunque no tantos como otras ciudades romanas. «En Pompeya, por ejemplo, hay toda una calle llena de perfumerías», relata Serrano. Su compañero Alapont es uno de los mayores expertos españoles en esa urbe italiana, arrasada por la erupción del volcán Vesubio en el año 79 d. C.

Estos trabajos ya estaban previstos antes de que comenzaran las obras de rehabilitación de la casa Vallier, por lo que se mantienen los plazos para abrir el nuevo hotel, que estará en funcionamiento en 2018. Es habitual encontrar restos arqueológicos en Ciutat Vella, aunque suelen ser más recientes, siempre en plazos arqueológicos: la muralla árabe se deja ver en varios puntos del barrio. Los restos romanos son más extraños y el hallazgo de la perfumería, por su singularidad, será publicado en revistas especializadas antes de que los restos sean expuestos donde se considere.

Fotos

Vídeos