La 'burbuja' sube el precio de los pisos municipales a subastar en el Cabanyal

Una calle del Cabanyal, en una imagen reciente. / irene marsilla
Una calle del Cabanyal, en una imagen reciente. / irene marsilla

La empresa pública encarga otra valoración de los 42 inmuebles y solares que venderá al detectar el aumento en el sector privado

P. MORENO VALENCIA.

La empresa pública Plan Cabanyal-Canyamelar aprobó a finales de diciembre la venta de 42 inmuebles y solares, en la tercera operación de venta de este mandato y con el que esperaba ingresar 2,4 millones de euros para destinarlos a inversiones. Esta cifra irá al alza al detectar que los precios en el sector inmobiliario se han disparado en el barrio, por lo que los responsables de la entidad han encargado una nueva tasación antes de iniciar el proceso de enajenación.

Así lo confirmaron ayer fuentes conocedoras del proceso, quienes precisaron que la estimación inicial había sido un precio inicial de venta de 600 euros el metro cuadrado. «En las agencias inmobiliarias de la zona nos estamos encontrando con valores de mil euros el metro cuadrado», precisaron, por lo que han decidido encargar otra tasación.

Esta se realizará sobre una decena de inmuebles y solares, para que sirva como indicativo de los precios que regirán la subasta. Antes del verano, comentaron, confían en que todo esto haya culminado para ofrecer en el mercado las propiedades.

La primera y segunda subasta tuvieron un «resultado muy bueno», dado que en la primera ocasión quedaron dos vacantes y en la segunda, otras cuatro. «Las vendimos todas, pero después por circunstancias cuatro tuvieron que renunciar», dijeron a LAS PROVINCIAS.

Las mismas fuentes apreciaron que en las dos primeras ocasiones se vendieron las propiedades de menor valor, en cuanto a que se trataba de pisos en mal estado de conservación. Este lote de viviendas, locales y solares que saldrán a la venta se puede colocar mejor en el mercado. En total 37 propiedades además de cinco que quedaron desiertas en las subastas del pasado año.

¿Qué harán con los ingresos? Promover proyectos de rehabilitación de viviendas que quedarán en manos de la entidad. La subasta incluye una serie de requisitos para favorecer a los residentes, suprimir el riesgo de que se conviertan en apartamentos turísticos y evitar que sirvan para la especulación.

Al margen se encuentra la operación entre el Ayuntamiento y la empresa Plan Cabanyal, dentro del Plan Edusi. Como explicó la concejala de Gestión del Patrimonio, María Oliver, hace escasas fechas, la construcción de seis equipamientos públicos en la zona más degradada del barrio se hará en solares que en parte ahora son de la citada sociedad. Por ese motivo se hará una permuta con propiedades del Consistorio.

Ese proceso está también pendiente de una tasación de los dos lotes que cambiarán de manos, de tal manera que no resulte gravoso para ninguna de las partes. Las dotaciones públicas están aprobadas con fondos de la Unión Europea, por lo que deben estar ejecutadas en el plazo establecido, en este caso 2021.

El hecho de que se concentren en la zona más degradada un centro de mayores, otro de juventud e incluso un centro de interpretación del barrio, entre otros, se debe a la voluntad de contrarrestar el abandono de la parte del Cabanyal por donde debía prolongarse la avenida de Blasco Ibáñez. Además, es donde el Consistorio tiene más propiedades y es más fácil la permuta para agilizar los plazos de los equipamientos públicos previstos.

Más

Fotos

Vídeos