Bomberos de Valencia anuncia la compra de dos camiones de altura tras las protestas

Uno de los camiones de Bomberos de Valencia. / Manuel Molines
Uno de los camiones de Bomberos de Valencia. / Manuel Molines

El Ayuntamiento asegura que hoy un vehículo estará ya reparado y que tiene todos los parques cubiertos para el servicio

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

El Cuerpo de Bomberos de Valencia comprará el próximo año dos camiones adecuados para rescate y otros servicios en altura. El coeficiente de seguridad dará a la capital de la Comunitat «una dotación de vehículos de altura muy por encima de lo que puedan disponer otros servicios de similares dimensiones al nuestro», indicaron ayer fuentes cercanas al gobierno municipal tras la denuncia del Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos de que cinco de estas unidades estaban hace unos días fuera de servicio, en su mayor parte debido a averías mecánicas.

Las mismas fuentes señalaron que la ciudad cuenta con siete vehículos de altura y redujeron la cifra de averías a tres casos, aunque desde el citado sindicato se insistió en la primera, al señalar dos de camiones con escalera de 30 metros, uno con autobrazo de 65 metros y dos más (35 y 50 metros), donde al haber superado 15 años de servicio se encuentran «no operativos».

Desde el Consistorio comentaron que uno de los vehículos averiados estará hoy ya en servicio, mientras que otro depende del proveedor y en un tercero debe abrirse un expediente al suponer un expediente de 11.000 euros.

La concejal de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, anunció el pasado enero la reordenación del Cuerpo y la apertura del Parque Oeste, además del cambio de funciones del parque de Ciutat Vella, que pasará a ser un centro de comunicaciones. Ahora se está en fase de redacción de proyectos, mientras que el próximo año se espera sacar a licitación las obras. La siguiente fase será la reorganización del personal.

El Parque Oeste está cerrado desde el anterior mandato, en su momento al argumentar problemas estructurales en el edificio de la calle Músico Ayllón. El actual gobierno municipal aseguró después que el motivo real fue la falta de personal para abrir la nueva instalación de Ciutat Vella, donde se comparte edificio con la Policía Local.

La falta de plantilla fue otra de las críticas sindicales. Menguzzato confió en que con las oposiciones previstas se llegue a 400 funcionarios en 2020 disponibles para intervenciones, aunque la oferta de empleo público de este año se eleva sólo a 18 agentes, donde todavía se están negociando las bases, por lo que no se ha abierto el plazo de presentación de instancias.

Desde el SPPLB subrayaron que desde la congelación de plazas y los recortes por jubilaciones, se empezó a menguar el número mínimo de agentes necesarios para mantener un parque abierto. «Con seis funcionarios tienen un retén en servicio y eso es poco», indicaron.

En los últimos meses sí se han producido mejoras como la puesta en marcha de la primera fase del dispositivo de prevención y extinción de incendios de El Saler, que se estrenó este verano con 18 cañones portátiles de agua.

La edil Menguzzato comentó durante al presentar la reorganización del Cuerpo que Valencia es una de las ciudades españolas que más parques de bomberos tiene por habitante (uno por cada 157.000 vecinos), aunque admitió que la relación de efectivos por parque es inferior a la del resto y con los permisos, vacaciones y bajas, la ocupación real oscila entre un 30% y un 60% de su capacidad.

Fotos

Vídeos