El Ayuntamiento valora sus bienes en 3.300 millones tras un ligero descenso en 2016

Fachada principal del Ayuntamiento. / jesús montañana
Fachada principal del Ayuntamiento. / jesús montañana

El inventario incluye una baja de 60 millones por la pérdida de propiedades al cederlas a otra Administración o promover su venta

PACO MORENO

valencia. El Ayuntamiento tiene previsto aprobar hoy en la junta de gobierno el Inventario Municipal de Bienes, el documento que enumera y valora todas las propiedades del Consistorio. La cifra final será de 3.361 millones de euros tras la actualización de las altas y bajas producidas hasta diciembre de 2016.

Todas las operaciones se han producido en base a un programa informático introducido en la gestión municipal el año 2000. De esta manera, los técnicos comprueban antes de iniciar un expediente de obras si la parcela donde se desarrollará efectivamente es del Ayuntamiento. En caso contrario, el sistema no lo permitirá para proteger de cualquier posible responsabilidad.

El expediente señala las altas y bajas producidas en 2016, donde las primeras ascendieron a 37,4 millones de euros, mientras que las propiedades transferidas a otras Administraciones o enajenadas a particulares ascienden a 60,8 millones.

Una de las altas corresponde a la compra de 500 armas cortas destinadas a la Policía Local

De esto último, la parte más llamativa se refiere a los 48,9 millones cuantificados en suelo edificable, con un total de siete bajas de otras tantas propiedades. El documento no detalla el destino de las mismas, aunque puede ser tanto para equipamientos públicos de la Generalitat como por la subasta de solares para viviendas.

En cuanto a las altas destacan las 13 realizadas por la recepción de calles, con un valor de 4,87 millones de euros. De suelo edificable, el Consistorio recibió vía expropiaciones solares cuantificados en 7,85 millones de euros, entre otros movimientos realizados hace dos años.

El inventario también cuenta las incorporaciones de vehículos, que en 2016 fueron de 113.200 euros en adquisiciones para Bomberos, mientras que el Consistorio invirtió 90.000 euros en una embarcación y otros 22.268 euros en una veintena de altas de motocicletas, ciclomotores y motocarros.

Todo forma parte del inventario, hasta la más pequeña propiedad. De esta manera es susceptible de que entre en la póliza de seguro del Ayuntamiento. En este particular recorrido por la gestión municipal, hace dos años se invirtieron 220.158 euros en la compra de 500 armas cortas destinadas a la Policía Local. Es la adquisición principal en la relación de otros bienes muebles, mientras que la menor corresponde a los 424,95 euros gastados en cortinaje e iluminación.

También en el apartado de altas destacan los 6,11 millones de euros en los denominados aprovechamientos urbanísticos, aquellas propiedades que pasan a manos del Consistorio en los grandes proyectos inmobiliarios. Por el contrario, hay una baja encuadrada en edificios y locales públicos por valor de 6,43 millones de euros.

A modo de curiosidad, los inmuebles municipales están tasados en un valor de 3.168 millones de euros, mientras que otras partidas significativas son los 12,3 millones de euros en los que se cuantifica todo lo relativo al patrimonio histórico y artístico. Como es obvio en este apartado, se trata en ocasiones de precios simbólicos dado que de alguna manera hay que valorar la Lonja, las torres de Serranos o las Atarazanas.

Todo el parque móvil del Consistorio tiene una tasación de 16,83 millones de euros, en lo que se entiende no entran los vehículos de la EMT. También figuran partidas que no cuentan con repercusión económica como ocurre con algunos equipamientos descritos del laboratorio municipal y de Bomberos.

Permutas en el Cabanyal

Este inventario será un herramienta fundamental en la gran operación de permuta de propiedades que ha decidido el Consistorio con la empresa pública Plan Cabanyal-Canyamelar, donde el Ayuntamiento va de la mano de la Generalitat.

Se trata de hacer un listado de todas las propiedades de ambas entidades, en aquellos casos que resulten afectados por la construcción de equipamientos incluido en el Plan Edusi de fondos europeos. El gobierno municipal necesita algunos solares en manos de la sociedad para levantar un centro de mayores, la sede de una Universidad Popular u otro de las seis dotaciones que ya están en fase de proyecto. El acuerdo es urgente pese a la complejidad administrativa que encierra debido a que las ayudas deben estar justificadas antes de 2021. En caso contrario, habría que devolverlas a costa de las arcas municipales.

Fotos

Vídeos