El Ayuntamiento de Valencia usará sólo energía verde

El nuevo concurso para suministro de electricidad exigirá a las empresas que proceda de fuentes 100% renovables

Lola Soriano
LOLA SORIANO

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valencia ha aprobado la nueva convocatoria de contratación para el suministo eléctrico. Tal como ha explicado el alcalde Joan Ribó, la principal novedad es que se incluye como requisito indispensable que el suministro que ofrezcan las empresas energéticas proceda en un 100% de fuentes renvables. "Queremos que la energía sea verde. Estamos situación de cambio climático y aunque nadie se lo crea -ha dicho con ironía- es fácilmente perceptible y este Ayuntamiento tiene un compromiso. La alcaldesa ya firmó un acuerdo para hacer viable la reducción del 20% de la emisión de CO2 en el año 20 y Jordi Peris ya añadió el compromiso del 40% en 2030".

Ribó incluso ha justificado las medidas del área de Movilidad que está aplicando el concejal Giuseppe Grezzi y ha dicho que "el Ayuntamiento debe ponerse a trabajar y cuando hablamos de movilidad, hay que recordar que un 30% de los problemas de efecto invernadero se producen por la contaminación que genera el tráfico".

El contrato será por dos años e incluye dos prórrogas, cada una de un año. Entre las condiciones de la licitación figura la exigencia de mantener los precios fijos y no superar los firmados con otras administraciones, según explicó el concejal de Gobierno Interior, Sergi Campillo. "Y aunque ya teníamos un convenio, ahora se firmará en el contrato el no cortar la luz a personas en riesgo de pobreza energética. Tendrán que consultar primeros los informes de Servicios Sociales para ver si la familia puede pagar o no o si puede recibir ayuda de Servicios Sociales. Y si no hay informe, se tendrá que hacer un estudio antes de tomar una decisión", ha argumentado Ribó.

Campillo ha añadido que se han rebajado los criterios de solvenia económica de las empresas eléctricas, que "antes era tres veces el importe de licitación y ahora será a 1,5 el valor del contrato del lote. El objetivo es que puedan optar otras empresas más pequeñas".

El concejal ha recordado que en Madrid ya se exige la energía verde "y Barcelona tiene su suministro propio, modelo que no podemos aplicar porque el ministro Montoro impide montar una infraestructura municipal".

En cuanto al ahorro de la factura de la luz, Campillo ha explicado que ya se han pasado de cuatro a dos brazos de luz en las farolas de la avenida del Cid y que se actuará en Tres Cruces y Olivereta.

Fotos

Vídeos