El Ayuntamiento de Valencia sigue con el plan de la plaza de la Reina pese al aviso de Del Rey

Plaza de la Reina. / irene marsilla
Plaza de la Reina. / irene marsilla

El gobierno local afirma que el Colegio de Arquitectos cedió el proyecto y el autor apunta que advirtió de la condición de formar parte del proceso

LOLA SORIANO

La remodelación de la plaza de la Reina se ha convertido en una patata caliente para el gobierno de Joan Ribó. En pleno proceso de resolución de contrato, el equipo ganador del concurso que ha quedado retirado del proyecto por los problemas económicos de una empresa técnica de la Unión Temporal de Empresas (UTE) ya ha advertido al alcalde que si se utilizan sus ideas para realizar la reforma habrá consecuencias legales. Ante esta advertencia, el gobierno tripartito responde al equipo del arquitecto Miguel del Rey que el plan de reforma de la plaza de la Reina va a seguir adelante.

De hecho, se ha pedido documentación al segundo equipo ganador del concurso de mérito del plan de reforma, con José María Tomás y Antonio Escario al frente, para resolver la contratación y hacer efectivo el proyecto.

Si bien el miércoles Miguel del Rey anunciaba en LAS PROVINCIAS que «si usan mi proyecto, tomaré acciones legales», en referencia al Ayuntamiento de Valencia, ahora el Consistorio argumenta que cuentan con la cesión de las ideas.

Según explican desde el Ayuntamiento, «el proyecto ganador que en su día hizo el Colegio de Arquitectos y en el que resultó ganador la propuesta de Miguel del Rey, Íñigo Magro y Antonio Gallud y otros colaboradores, fue cedido en su día por el Colegio de Arquitectos al Ayuntamiento».

Incluso, tirando mano de la hemeroteca, desde el gobierno local concretan que «el Ayuntamiento aceptó la cesión del proyecto en sesión plenaria del 31 de marzo del año 2000». Y argumentan que «el Ayuntamiento, dado el tiempo transcurrido, decidió sacar a concurso la adaptación de la propuesta original».

Por su parte, tanto Miguel del Rey como Íñigo Magro, rebatieron ayer esta idea. «En el concurso de 1999, el Colegio de Arquitectos brindaba la oportunidad de ceder el proyecto ganador con unas bases claras, y estas eran la incorporación de los miembros del equipo ganador a cualquier equipo redactor del plan especial o propuesta sobre la plaza». Del Rey aclaró ayer que «según las consultas que he hecho al Colegio Autonómico y al Territorial, no ha habido cesión, simplemente se ha dado información para su conocimiento de la manera más amable posible».

Miguel del Rey también ha querido dejar claro que los autores, «como propietarios intelectuales, se presentaron y ganaron con unas determinadas condiciones. Se facilitó amablemente la documentación solicitada por el Ayuntamiento para su conocimiento», pero añade que «se advirtió siempre en las reuniones realizadas, incluso por escrito, de las condiciones que acompañaban a cualquier cesión de dicho proyecto».

El arquitecto también apunta que el Ayuntamiento «si deseaba hacer un nuevo concurso, era muy libre. Y si deseaba utilizar lo que se le brindaba, era con unas condiciones». Y advierte que «si no se cumplen, no hay cesión, pues así lo decían las bases del concurso del Colegio de Arquitectos».

Desde el gobierno municipal desmintieron esa circunstancia y apuntaron que «todos los licitadores que se presentaron al concurso de redacción han aceptado las condiciones para presentarse».

En cuanto a la desestimación del proyecto de Del Rey por los problemas económicos surgidos en una empresa de la UTE, desde el Consistorio explican que «el Ayuntamiento cumple escrupulosamente la legalidad de la contratación en el concurso de redacción del proyecto de la plaza de la Reina». Y añaden que «nos guste más o menos, la Ley de Contratos del Sector Público y la jurisprudencia de los tribunales, así como las reiteradas resoluciones del Tribunal Central Administrativo de recursos Contractuales y otro se han de cumplir para asegurar la viabilidad jurídica del proceso licitatorio».

Por su parte, el compañero de equipo de Del Rey, Íñigo Magro, afirma con rotundidad que «no nos vamos a quedar con los brazos cruzados- Si se basan en nuestras ideas lo considero un plagio. Nosotros no hemos hecho ninguna cesión. No regalamos nada».

Fotos

Vídeos