El Ayuntamiento de Valencia reclama más tiempo para alegar por las infracciones de la encuesta fallera

El concejal Fuset (d) observa la encuesta en un portátil durante su presentación. / Manuel Molines
El concejal Fuset (d) observa la encuesta en un portátil durante su presentación. / Manuel Molines

El Consistorio aduce a Protección de Datos que las respuestas de los cuestionarios ya han sido borradas y critica que se tramite en agosto

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

El Ayuntamiento de Valencia ha pedido a la Agencia de Protección de Datos una ampliación de plazo para contestar al procedimiento de declaración de infracción abierto por la conocida como encuesta fallera, difundida por el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, el pasado día 1 y sobre la que pesan dos posibles sanciones por no contar con el consentimiento expreso de los encuestados a la hora de utilizar las respuestas a preguntas sobre ideología o creencias religiosas.

Así lo confirmaron ayer fuentes municipales, en una noticia adelantada por Radio Valencia y donde el escrito también cuestiona que se haya elegido agosto para iniciar este procedimiento sancionador. La notificación llegó al Consistorio el pasado día 9 aunque la inspección se remonta al 29 de junio, como desveló LAS PROVINCIAS, por lo que el edil Fuset era conocedor de la investigación cuando dio a conocer los resultados. En una de las infracciones se da un plazo de tres días para actuar y en la principal, diez para contestar con alegaciones.

Más información

El escrito del gobierno municipal ha sido firmado por la alcaldesa accidental, Pilar Soriano, y se indica tanto el cuestionamiento del mes elegido para el proceso como que el informe hable de «destruir» datos que ya no existen, en referencia a las respuestas de las 963 encuestas realizadas entre el 18 de mayo y el 13 de junio.

Los datos

Sanciones.
Las dos infracciones muy graves están tipificadas con unas cuantías que van desde los 300.001 a 600.000 euros cada una.
Procedimiento.
Las encuestas fueron borradas después de 169 llamadas de validación que se hicieron para confirmarlas.
Polémica.
La Interagrupación de Fallas no reconoce la encuesta ni sus resultados, que se encargó aduciendo que la pedía la Unesco.

La carta llegó el día 9 y, contando desde un día siguiente, el plazo termina el 24 de agosto (se cuenta sólo los hábiles), en lo que respecta a las alegaciones de la infracción por la vulneración del artículo 7.2 de la Ley Orgánica de Protección de Datos, donde se indica: «Sólo con el consentimiento expreso y por escrito del afectado podrán ser objeto de tratamiento los datos de carácter personal que revelen la ideología, afiliación sindical, religión y creencias». Según el informe de los inspectores, estos permisos no fueron encontrados ni en el Ayuntamiento ni en la empresa contratada.

La otra infracción muy grave a la que se enfrenta el Consistorio se refiere a la difusión de la encuesta, que ayer seguía vinculada al comunicado de Fuset del pasado día 1 en la web municipal. En este caso desde la Agencia de Protección de Datos se requiere para que en el «plazo improrrogable de tres días ces en la utilización ilícita de los datos de carácter personal registrados en las encuestas». El plazo concluye hoy.

Según las mismas fuentes, el escrito enviado desde el Consistorio habla de una medida «atentatoria a los principios de buena fe, confianza legítima y lealtad institucional que deben presidir las relaciones entre administraciones», en referencia a que el mes de agosto es prácticamente inhábil.

El plazo para presentar alegaciones acaba el día 24, aunque para la otra infracción finaliza hoy

Las preguntas que originaron el expediente son «¿Personalmente se siente más...?» dando opciones a valenciano, español o ambos. También se pedía a los encuestados cómo se definían en materia religiosa, lo que opinaban del valenciano, si era una persona más de derechas o de izquierdas, así como por sus preferencias políticas para el gobierno en el Ayuntamiento.

Giner pide al PSPV que intervenga en la crisis para frenar el «rodillo» de la ideología de Ribó

El portavoz de Ciudadanos en el Consistorio Valencia, Fernando Giner, se preguntó ayer «¿Dónde está el PSPV?» durante esta nueva crisis por las sanciones de la encuesta fallera. «No reaccionan. La ideología de Ribó pasa como un rodillo en todas las actuaciones del tripartito. Compromís tiene sólo 9 de los 33 concejales de Ayuntamiento pero actúan cada uno de ellos a su libre albedrío sin que el PSPV ponga ningún tipo de freno». Culpó por último al alcalde Ribó como culpable de las sanciones en caso de que finalmente se produzcan.

Más sobre la polémica

Fotos

Vídeos