El Ayuntamiento de Valencia ultima la reforma de 14 calles y plazas en el Cabanyal

Obras en el Cabanyal de Valencia./Jesús Signes
Obras en el Cabanyal de Valencia. / Jesús Signes

La inversión alcanzará los 4,1 millones y servirá para la recuperación de algunas de las zonas más degradadas del barrio

PACO MORENO y LOLA SORIANOValencia

Hasta 17 calles y plazas serán reformadas en los próximos meses en el barrio del Cabanyal, dentro del Plan Confianza y el programa Arru financiado con fondos estatales. La concejalía de Desarrollo Urbano ultima los pliegos de condiciones del concurso, indicaron fuentes de dicha delegación en respuesta a las quejas vecinales por la demora en algunas intervenciones, sobre todo en materia de vivienda y convivencia.

De momento se ha invertido 4,2 millones de euros en la reurbanización de las calles Barraca, Reina y Doctor Lluch, con fondos de la Generalitat así como la avenida Mediterráneo. La junta de gobierno aprobó la semana pasada el encargo para los tramos restantes de dichas vías en la parte central del barrio, por donde debía pasar la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez.

La siguiente fase será un puñado de calles paralelas al mar, donde las mismas fuentes hablaron de Escalante, José Benlliure, Progreso y Padre Luis Navarro en distintos tramos. La relación se completa con las travesías, es decir, Amparo Guillem, Pescadores, Mossén Planelles y Carles Ros, entre Barraca y San Pedro.

Esto supondrá una inversión de 2,3 millones de euros, mientras que con otros 1,8 millones saldrán a concurso la remodelación integral de la plaza Calabuig, la calle Luis Despuig, la plaza Iglesia del Rosario y la calle San Pedro, en lo que supondrá la recuperación de algunas de las zonas más degradadas del barrio, en este caso con el segundo plan.

El programa Arru está enfocado principalmente para conceder ayudas a particulares para la rehabilitación de viviendas, aunque también permite intervenciones públicas como las citadas. En total se ha llegado a conceder subvenciones para unas 550 viviendas desde hace un año. De manera paralela se trabaja en el Plan Confianza.

El diseño de las plazas está prácticamente terminado, donde en algunos casos cambiará el aspecto con la eliminación de fuentes o el añadido de pequeñas zonas verdes. Tanto este programa como el Plan Edusi de fondos europeos fijan un plazo máximo para la ejecución de las obras, que acaba en 2020.

La asociación de vecinos del Cabanyal y el Canyamelar difundió la semana pasada un comunicado donde pedía al gobierno municipal más celeridad en la ejecución de proyectos. De momento, las obras de reurbanización e infraestructuras son las únicas que están saliendo adelante en los plazos previstos para que estén listas este mandato.

Fotos

Vídeos