El Ayuntamiento tramita casi 300 expedientes por tenencia de perros peligrosos

El Ayuntamiento tramita casi 300 expedientes por tenencia de perros peligrosos

Cuatro de cada diez casos abordados por Bienestar Animal se deben a estos canes y la concejalía abre en total 700 procedimientos

ÁLEX SERRANO

valencia. El Ayuntamiento de Valencia, a través de la concejalía de Bienestar Animal, ha tramitado durante el primer semestre del año 693 expedientes relacionados con los animales que viven en la ciudad de València y el trato que reciben. Más de un 40% de esos expedientes han tenido relación con perros potencialmente peligrosos.

En cuanto a estos animales peligrosos, la regidoría ha abordado un total de 290 expedientes, 123 de los cuales han sido consecuencia de una denuncia, otros 157 por el inicio de tramitación de la licencia y 10 por su renovación. «Estos datos sobre los perros potencialmente peligrosos muestran el interés que tenemos en el Govern de la Nau por el control y el bienestar de los animales», según la concejala delegada, Glòria Tello. «En la mayoría de los casos el expediente está motivado por la ausencia de chip en los perros, por lo que queremos concienciar a toda la ciudadanía sobre la necesidad de colocar los chips e inscribir correctamente los perros en los censos correspondientes», explicó.

Finalmente, durante el primer semestre se han otorgado 217 licencias, algunas de las cuales solicitadas en el año anterior. «Los expedientes de denuncia, en el mejor de los casos, concluyen con la concesión de licencia a la persona denunciada si aporta la documentación correspondiente y cumple con todos los requisitos», afirmó Tello. Los expedientes relacionados con el resto del censo canino de la ciudad de Valencia han llegado a los 256, mientras que los originados por denuncias por abandonos, posibles maltratos, estado sanitario deficiente, carencia de microchips o vacunas, etcétera, han sido un total de 147. «Las persones cuidadoras tienen que ser conscientes en todo momento de las obligaciones que comporta hacerse cargo de un ser vivo y tienen que garantizar unas condiciones óptimas para sus animales. Con el compromiso de todas y todos podemos conseguir una ciudad amable tanto para las personas como para los animales con que convivimos», comentó la concejala de Bienestar Animal.

Lo cierto es que con la llegada del verano la situación del refugio municipal en Benimàmet se ha agudizado y es más complicada que nunca. Las instalaciones están «tremendamente saturadas», según fuentes de la protectora. El espacio, con capacidad para un centenar de animales (unos 80 perros y 50 gatos), está a rebosar, con más de 250 perros y 210 gatos. Además, en las acogidas solidarias, en casas de personas que deciden sacar perros o gatos para darles una casa durante un tiempo, hay unos 120 animales.

Precisamente en un intento de reducir la presión sobre el refugio de Modepran en Benimàmet, la concejalía de Bienestar Animal está estudiando la posibilidad de recolocar a los gatos del refugio en colonias situadas en solares municipales. La idea, rechazada por la concejala Tello hace un año, no pasa de ser una mera intención que, sin embargo, podría retrasarse debido a que la gestión del refugio saldrá en breve a concurso público. Las relaciones entre Modepran y Tello no son las mejores porque la protectora se considera engañada debido a que la edil no ha cumplido varias promesas que les hizo durante la campaña electoral de 2015.

Fotos

Vídeos