El Ayuntamiento de Valencia tira el muro de un colegio en Doctor Olóriz para abrir una calle en pleno inicio de curso

Los alumnos del colegio diocesano de Valencia Santiago Apóstol se encuentran prácticamente sin patio de recreo

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

Las obras para la apertura de la calle Doctor Olóriz ha motivado que este lunes los alumnos de colegio diocesano de Valencia Santiago Apóstol se encuentran prácticamente sin patio de recreo. Así lo denunció ayer el concejal del grupo popular Alfonso Novo, quien criticó el retraso en la eliminación del tapón urbanístico.

El edil advirtió que parece que los «concejales de Desarrollo Urbanos (PSPV) y de Educación (Podemos) no han cruzado ni una palabra sobre esta actuación y, al final, quienes sufren las consecuencias de su irresponsabilidad son los padres, los profesores del centro y, sobre todo, los alumnos del colegio a quienes el tripartito ha dejado sin patio».

La calle Doctor Olóriz es una de las vías principales del barrio de Marxalenes y desemboca en la calle Reus, junto a la plataforma de una línea de tranvía. Desde la construcción del colegio, la calzada sufría un estrechamiento y dificultaba la conexión.

Las obras tienen un presupuesto superior a los 58.000 euros y se iniciaron con el derribo del muro del colegio, con el propósito de alinear la calzada con el resto de la calle Doctor Olóriz. El pasado agosto, el delegado de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, apuntó que el plazo de ejecución será de dos meses, en unos terrenos que desde hace 15 años son propiedad municipal por expropiación de la parcela.

El grupo popular preguntó en julio por esta obra y la respuesta de Sarrià fue que «las obras que afectaban al interior del colegio durarían un mes y que se iniciarían en agosto, en período vacacional. La concejal de Educación, María Oliver, probablemente ni supiera qué obras se iban a hacer que afectaran a un colegio de la ciudad. No nos fiamos de los plazos que dan», finalizó.

Fotos

Vídeos