El Ayuntamiento no ha terminado ninguna obra este año en 29 barrios

La calle San Vicente Mártir, durante las obras./ Irene Marsilla
La calle San Vicente Mártir, durante las obras. / Irene Marsilla

El distrito del Ensanche no se ha estrenado en las inversiones municipales pese a que el balance se realiza a tres meses del final de este ejercicio

PACO MORENO VALENCIA.

Hasta 29 de los 86 barrios y pedanías que hay en Valencia no han recibido ninguna inversión municipal este año, por lo menos terminadas el pasado 30 de septiembre. Esa fue la respuesta que dio el gobierno tripartito al grupo popular al ser interpelado por las llamadas obras territorializadas, es decir, aquellas que tienen asignada una zona concreta de la ciudad.

La cifra de los 29 barrios y pedanías procede de la ausencia de respuesta, es decir, no aparecen en el listado de sectores del cap i casal con inversiones ya ejecutadas, aquellas con las llamadas obligaciones reconocidas en el presupuesto.

El portavoz del grupo popular, Eusebio Monzó, denunció por este motivo la «falta de inversiones que sufren los barrios de nuestra ciudad con Ribó», y afirmó que «este año en 26 barrios y pedanías la inversión ha sido de cero euros». El listado elaborado por el PP destaca los tres barrios del distrito del Ensanche, donde no se acabado ninguno de los proyectos incluidos en los 35,6 millones de euros incluidos en las inversiones territorializadas, según la información facilitada por la oposición. Esta cantidad supone el 24% de todas las obras previstas por el Consistorio este ejercicio, que alcanzan los 146 millones de euros.

Monzó cuestiona que el tripartito sea capaz de hacer frente a todos los proyectos aprobados

La crítica del grupo popular coincide con la difusión del estado de ejecución del presupuesto a 31 de octubre, donde se han ejecutado obras en el capítulo VI por valor de 55 millones de euros, es decir, poco más de un 37% a dos meses de acabar el año. El pasado ejercicio se llegó al 66%, como dijo el alcalde Ribó en el debate del estado de la Ciudad.

Monzó habló de la Roqueta, Tendetes, Calvari, Tormos, Trinidad, Morvedre, Ciudad Universitaria, Fuensanta, La Luz, Zafranar, la Raiosa y Cruz Cubierta. La relación sigue con La Punta, Font d'En Corts, el Grao, Camí Hondo, Ciudad Jardín, Vega Baixa y la Carrasca, junto a los tres del Ensanche. De las pedanías comentó Carpesa, Casas de Barcena, Beniferri, Faitanar, Pinedo y El Palmar. «Ribó no cumple con las exigencias vecinales», afirmó el edil.

El retraso en la ejecución del presupuesto es una de las críticas más comunes los últimos meses en los debates plenarios. El porcentaje está por debajo del pasado año, aunque con la circunstancia de que las inversiones arrastran más de 55 millones del pasado ejercicio, un sobrante que fue autorizado por el Gobierno el pasado julio. De ahí la razón, junto con los proyectos del Plan Confianza de la Generalitat y el Plan Edusi del Cabanyal, de que la autorización de inversiones se haya prolongado este año dos meses hasta finales de diciembre.

A juicio del portavoz popular, «si algo esperan los vecinos del gobierno municipal es que realice una gestión eficaz de los recursos, es decir, que las calles estén limpias, que los barrios estén mejor atendidos y con dotaciones de calidad y próximas a los hogares. Premisas con las que no cumple el tripartito».

Otra de las cuestiones en la que incidió es que parte de las inversiones «se deben a expropiaciones, lo que todavía reduce más el efecto inmediato en los vecinos». El Consistorio se acogió a una moratoria de dos años permitida en la normativa de la Generalitat, aunque están llegando sentencias acumuladas en los últimos ejercicios.

Por último, Monzó dijo que «dado que el Presupuesto de 2018 incrementa el capítulo de inversiones, sería conveniente que el tripartito fuera capaz de garantizar que este año sí llegaran a todos los barrios. El gobierno municipal debería tener más en cuenta la inversión dirigida a la mejora de la calidad de vida».

Dinero para vivienda

Las cuentas del próximo año insisten en el propósito del gobierno tripartito de crear un parque municipal de viviendas. La partida de inversiones se eleva a 2,32 millones de euros, mientras que habrá otros dos millones para subvenciones en materia de alquiler.

Lo primero está pendiente de la creación de un servicio municipal, por lo que el portavoz municipal de Ciudadanos, Fernando Giner, habló de que «las inversiones marmota se van a convertir en promesas electorales en 2019», para indicar que «el Cabanyal es el ejemplo más claro, la ejecución a día hoy es mínima».

El portavoz de Ciudadanos ha criticado la mala gestión de Ribó en materia cultural y ha mencionado el Informe del Observatorio de la Cultura que «no incluye a ningún centro cultural gestionado por el Ayuntamiento de Valencia entre los 49 recintos culturales más importantes de España», para señalar las carencias en accesibilidad en edificios públicos, pese a que la normativa obliga a que esté todo normalizado antes de que acabe el año.

Más

Fotos

Vídeos