El Ayuntamiento, sobre los manteros en la playa: «Al menos ahí no hay comercio»

Varios manteros, el lunes en el paseo marítimo. / jesús signes
Varios manteros, el lunes en el paseo marítimo. / jesús signes

La concejala de Protección Ciudadana defiende que la «persecución» policial en el centro desvía la venta ilegal a la playa

ÁLEX SERRANO

valencia. La Policía Local admitió ayer que la «persecución» de los manteros en el centro no evita el problema, sino que lo traslada a otros puntos, como el paseo marítimo, que el pasado día de Navidad estaba tomado por decenas de vendedores ilegales. Así lo confirmó ayer la concejala de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, que en declaraciones a LAS PROVINCIAS admitió que no le gustan imágenes como las del pasado lunes, pero sí reconoció que, «al menos», en el paseo de Neptuno «no hay comercio».

La edil hizo estas declaraciones tras la publicación por parte de este diario de las imágenes de decenas de manteros ocupando el paseo marítimo en la mañana de Navidad. La lucha contra este fenómeno no es muy distinta de la que se practica contra el botellón. La sanción a estos vendedores también es complicada de gestionar y expulsarlos de una determinada zona no hace que se vayan a casa, sino a otros puntos, tal como explicaron fuentes policiales. De hecho, el aumento del control en el centro con una campaña especial que comenzó este mismo mes, según defienden desde la policía Local, ha reducido mucho la presencia de manteros en Ciutat Vella pero los ha desviado al paseo marítimo.

No se ve con malos ojos

Fuentes policiales comparan la lucha contra los manteros con la del botellón «No es lo que queremos», asegura la concejala de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato

Cierto es que no es algo buscado por la concejalía de Protección Ciudadana. El deseo de la Policía Local es erradicar este tipo de venta ilegal de las calles de la ciudad. Pero resulta muy complicado. Por eso, desde la delegación que dirige Anaïs Menguzzato no ven con malos ojos la instalación de este tipo de comercio ambulante en el paseo marítimo. Se trata de una zona, como reconoce la misma Menguzzato, donde no hay comercio, por lo que no causa pérdidas a los locales del entorno. La Asociación de Hosteleros de la Malvarrosa, además, celebra la llegada de los manteros a la playa porque «atraen visitantes», como explicaban esta semana fuentes de la entidad.

Cabe recordar que la pasada semana desde el Consistorio rechazaron crear nuevas unidades para controlar este tipo de venta ilegal como pedían los concejales de la oposición. Los sindicatos de policía de la ciudad ya han alertado en varias ocasiones que la reducción del grupo GOES ha traído aparejada una importante reducción en los agentes que patrullan las calles en las zonas comerciales para controlar la venta ambulante no autorizada. Incluso las asociaciones de mercadillos han protestado varias veces por la presencia de manteros en los entornos de los mercados extraordinarios que se instalan en Valencia. El Ayuntamiento también descartó reforzar las patrullas que recorren la ciudad como pedía el grupo municipal de Ciudadanos tras un árido debate en el pleno municipal en el que Menguzzato insistió en que la policía «sólo es parte de la solución».

Más

Fotos

Vídeos