El Ayuntamiento quiere introducir rebaños de ovejas en el nuevo cauce del Turia y Benimàmet

Ovejas guirras, autóctonas de Valencia./LP
Ovejas guirras, autóctonas de Valencia. / LP

La concejalía de Huerta quiere ayudar a recuperar una variante ovina llamada guirra, autóctona de Valencia

Álex Serrano
ÁLEX SERRANO

El Ayuntamiento de Valencia tiene un plan que permitirá no sólo crear puestos de trabajo sino también ayudar a la biodiversidad. Pero no se trata de un gran evento ni siquiera de una actuación a pequeña escala en algún parque municipal. No. Lo que quiere hacer el Consistorio es introducir la ganadería ovina en el nuevo cauce del Turia y Benimàmet. Así lo ha anunciado la concejalía de Huertos y Pueblos, que ha firmado un convenio con la Unió de Llauradors i Ramaders para dinamizar la actividad ganadera en el término municipal, donde solo quedan dos rebaños de ovejas, dedicados a la oveja Guirra, que es autóctona de Valencia.

La concejala delegada de la Huerta, Consol Castillo, ha advertido que «la realidad es que solo queda un rebaño en activo al término municipal de Valencia, puesto que en los últimos diez años han desaparecido en Valencia tres rebaños de ovejas y cabras, y todo hace pensar que han sido expulsados por la elevada presión urbanística de sus alrededores». El otro rebaño de estos animales que queda en la ciudad pertenece a la Universitat Politècnica de València. Castillo ha apuntado que esta «tendencia de desaparición de rebaños y pastores no cambiará a no ser que se le ponga remedio». A tal fin, la concejalía pondrá en marcha un plan que tratará de dar cumplimiento a lo establecido en el reglamento de la producción ecológica.

El convenio contempla la creación de un matadero móvil para la ciudad vinculado al de Mercavalència, que facilite la tarea a los ganaderos, junto a otras acciones como señalizar las vías pecuarias, el diseño de un obrador compartido y la propuesta de introducir rebaño en puntos estratégicos, como en el barranco de Benimàmet y Carraixet, el nuevo cauce del río Túria y zonas de urbanizaciones con exceso forestal.

El plan también establece la creación de nuevos puestos de trabajo relacionados con mataderos, carnicerías, salas de despiece, distribución y pastores, así como pequeñas empresas de transformación artesanas, como pueden ser queserías y otros derivados lácteos.

Fotos

Vídeos