El Ayuntamiento ofrece dos parcelas a una empresa para legalizar Tabacalera

El Ayuntamiento ofrece dos parcelas a una empresa para legalizar Tabacalera

La permuta por el solar de Micer Mascó donde el Supremo no deja edificar incluye dos propiedades junto a la avenida de Francia valoradas en unos 45 millones de euros

PACO MORENO VALENCIA.

El Ayuntamiento ha propuesto a la empresa Guadalmedina dos parcelas edificables para viviendas a cambio del solar situado detrás de la Tabacalera, en la calle Micer Mascó, que una sentencia del Tribunal Supremo dejó fuera de ordenación. De esta manera, la compañía no tendría que hacer uso de la reclamación de 45 millones por el daño sufrido a causa del fallo.

La primera de las parcelas se encuentra entre las calles Río Escalona y Penya-Roja. La operación consistiría en recalificar 1.391 metros cuadrados de los 5.893 que contiene la propiedad municipal, reservada para uso escolar. La pérdida de la primera cantidad, indicaron ayer fuentes de la concejalía de Desarrollo Urbano, no pone en riesgo la cesión que se haga en su momento para el futuro colegio, al quedar una cantidad suficiente según el criterio de la Conselleria de Educación. La edificación privada dispondrá de un número máximo de diez plantas y una superficie construida que podrá llegar a 7.405 metros cuadrados, lo que equivale a una cantidad de entre 55 y 60 viviendas.

En cuanto a la segunda propiedad, se trata de una parcela recayente a la calle 3 de abril de 1979, a espaldas del centro comercial Aqua y junto al polideportivo de la Cros. En este caso la superficie que ofrece el Ayuntamiento a la empresa es de 1.682 metros cuadrados, dejando otros 156 para la apertura de una calle, sin que suponga ninguna merma en el Plan General, apreciaron las mismas fuentes municipales.

La sentencia obliga a la reconstrucción de las naves laterales de la fábrica de tabacos El PP critica que la recalificación se hará a costa de solares para jardines y un colegio

Esto se debe a que los parámetros del planeamiento para los jardines se cumplen en esta parte de la avenida de Francia, aunque la cantidad citada se destine a un edificio de viviendas. No obstante, el concejal del grupo popular Alfonso Novo criticó que «el gobierno tripartito de Ribó que alardeaba de transparencia en su gestión, cada vez más estamos comprobando -sobre todo en materia de urbanismo- que las paredes de cristal se han vuelto opacas y aprovechan que estamos en plenas fiestas falleras para modificar el planeamiento de Tabacalera, sin llevarlo antes a la comisión de Urbanismo y a pesar de que le hemos preguntado en tres ocasiones dónde iba a trasladar las viviendas de la parcela recayente a Micer Mascó».

Novo subrayó el hecho de que para dar cumplimiento a la sentencia de Tabacalera el gobierno municipal «suprima suelos públicos dotacionales (una zona escolar y un jardín) en lugar de ofrecer parcelas de titularidad municipal aptas para la construcción de viviendas».

Desde la concejalía de Desarrollo Urbano señalaron que el acuerdo no se ha cerrado con la empresa, aunque está próximo. La junta de gobierno dio cuenta ayer de la tramitación de la evaluación ambiental, un paso más para la recalificación de los dos solares citados y, al mismo tiempo, legalizar el edificio ya construido en Micer Mascó y otro en la calle Navarro Reverter.

Estos formaron parte de la operación de permuta por la Tabacalera para la apertura de oficinas del Consistorio. La sentencia del Supremo obliga también a la reconstrucción de las naves laterales, al estimar el recurso de una plataforma vecinal que denunció el atentado que supuso la reforma de la fábrica para el patrimonio arquitectónico.

Reclamación

Dentro de la negociación con la empresa, la sociedad presentó ante la Conselleria de Obras Públicas una reclamación de cerca de 45 millones de euros ante el temor de que se agotase el plazo legal. En el Consistorio no comparten por entero esa cifra, pero tampoco discrepan demasiado. «Estará cerca», dijeron.

Una vez que el planeamiento esté aprobado por completo, entonces llegará el turno de la reconstrucción de la Tabacalera, donde en el fallo judicial se precisa que no debe ser mimética. De momento hay unos jardines provisionales. Las licencias de obras de los edificios acabados fueron concedidas en 2010, por lo que en los dos casos las viviendas están entregadas desde hace años. La legalización dentro del planeamiento persigue no causar un perjuicio a estos vecinos, dado que carecen de cualquier responsabilidad.

Para Novo, el proceso se ha hecho «sin consulta a los vecinos de las zonas donde se van a construir las viviendas y sin los informes favorables de la Generalitat (Conselleria de Educación y Consell Juridic Consultiu), y mucho nos tememos sin consenso en el propio tripartito».

Fotos

Vídeos