El Ayuntamiento también da marcha atrás en la revisión de la imagen de la mujer en las fallas

Escena con Silvio Berlusconi rodeado de dos jóvenes. / efe/ manuel bruque
Escena con Silvio Berlusconi rodeado de dos jóvenes. / efe/ manuel bruque

La concejalía de Igualdad pospone el debate para hacer un estudio, analizar los ninots e incorporar al grupo de trabajo a artistas y a falleros

LOLA SORIANO

Valencia. A tres días de la exaltación de las falleras mayores de Valencia y a menos de dos meses de Fallas no era momento de lanzar medidas de urgencia para mejorar el papel de la mujer en la fiesta. Así lo advirtieron la pasada semana los colectivos falleros, como la Interagrupación y las federaciones de Especial y Primera A y también el gremio de artistas, que consideraron que había que estudiarlo con tiempo, pero no fue hasta ayer cuando el Ayuntamiento de Valencia dio un paso atrás, tras las críticas recibidas.

El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, y la edil de Igualdad, Isabel Lozano anunciaron durante la reunión del grupo de trabajo creado en el Consell de les Dones que los encuentros para analizar el tratamiento de la mujer en la fiesta, su proyección en los órganos directivos y su representación en los ninots no se realizarán hasta que no pasen las Fallas de 2018.

De modo que el Consistorio da marcha atrás y deja el debate aparcado hasta que pasen las fiestas, algo que venían reclamando los falleros y los artistas, porque consideraban que no se podían aprobar recomendaciones a toda prisa, sin negociar con los agentes de la fiesta aspectos que les afecta de forma directa.

Fuset y Lozano dijeron que el objetivo es aprovechar el valor de las fallas para potenciar valores positivos

Es la segunda ocasión en menos de una semana en la que el Consistorio rectifica su hoja de ruta, ya que el pasado viernes el concejal Pere Fuset explicó que finalmente no se iba a hacer una lista de canciones no machistas para las verbenas de las fiestas, tal como había avanzado pocos días antes su compañera, la edil de Igualdad, Isabel Lozano.

En el caso de ayer, Fuset volvió a poner el freno y reconoció la conveniencia de que el debate se posponga. Y es que el gremio de artistas pidió que este tema se tratara una vez pasadas las fiestas. Por eso, Fuset indicó que quieren dar «voz y cabida a todos los agentes de la fiesta, como agrupaciones, federaciones de fallas y especialmente a los artistas para trabajar de forma conjunta la visión de la mujer en la fiesta».

Para quitar hierro al asunto añadió que todas las entidades reunidas «hemos coincidido en considerar las Fallas como una oportunidad para incidir en valores en el conjunto de la sociedad, igual que se hace con naturalidad en ámbitos como el deporte, la empresa o la publicidad».

Fuset argumentó que en la reunión se ha comprobado que «efectivamente las fallas no se conciben como un problema, sino como una oportunidad de incidir en los valores positivos». Según Lozano, la comisión acordó hacer un estudio para conocer cuál es la situación general para «aprovechar el gran potencial de las Fallas, con más de 380 comisiones, y con un gran impacto cultural y social en la ciudad para fortalecer la igualdad, la diversidad y la convivencia». En principio podría ser la Unidad de Igualdad de la Universitat de València la que analice los ninots que se verán en la calle.

Más

Fotos

Vídeos