El Ayuntamiento mantiene la supresión de los festejos de 'bou embolat' en las pedanías

Un festejo taurino
Un festejo taurino / t. l.

El tripartito rechaza la moción del PP sobre el manifiesto de las peñas taurinas y la petición de una consulta popular pedida por Ciudadanos

I. DOMINGO/EP

valencia. El pleno del Ayuntamiento de Valencia rechazó ayer la vuelta del 'bou embolat' a las pedanías de la ciudad -se prohibió hace ahora un año- tal y como reclamaron la semana pasada las peñas taurinas con la lectura de un manifiesto, impulsado por la Federación de Peñas de Bous al Carrer de la Comunitat Valenciana, en la plaza de Toros que congregó a unas 9.000 personas.

La propuesta llegó al hemiciclo de la mano del grupo municipal popular, cuyo concejal Félix Crespo presentó una moción de apoyo a este manifiesto que también contó contado con el respaldo del grupo de Ciudadanos. Los dos partidos, además de representantes del PSPV como Toni Gaspar (diputado provincial) o Ramón Vilar (concejal del Ayuntamiento que ayer se ausentó del hemiciclo durante la votación de esta moción como ya hizo el año pasado), estuvieron presentes en la lectura del manifiesto del pasado día 19.

Sin embargo, el tripartito rechazó apoyar la moción y mostró su oposición al «maltrato» animal y al «sufrimiento emocional y físico» que supone para los toros festejos como el 'bou embolat'. Así, la concejala de Bienestar Animal, Glòria Tello, descartó que exista tradición en los pueblos y señaló que de las ganaderías existentes en España apenas el 23% venden animales para este tipo de festejos populares.

Mientras, en sus intervenciones, los dos grupos de la oposición apelaron a la tradición y a la necesidad de preservar la tauromaquia. El concejal de Ciudadanos Manuel Camarasa incluso planteó que las pedanías realicen una consulta popular para que los vecinos tomen la decisión de si celebran o no este tipo de modalidades de bous al carrer. «A eso se llama participación ciudadana», matizó Camarasa.

Recorte de derechos

Además, el popular Crespo alertó de las críticas de las peñas taurinas y de otros colectivos vinculados al mundo de los festejos taurinos por el recorte que derechos que sufren ciudadanos de localidades en las que se prohíben celebraciones como 'el bou embolat' respecto a otros de poblaciones en las que se mantienen.

Asimismo, resaltó, como apunta el manifiesto, la existencia de «normas que permiten realizar festejos taurinos» para garantizar su buen desarrollo.

El edil del grupo municipal defendió que, atendiendo a estas normas, se puedan mantener este tipo de «tradiciones», al tiempo que le gustaría escuchar la posición del grupo municipal socialista del Ayuntamiento al respecto, en referencia a la ausencia de Vilar durante esos minutos.

En este sentido, Crespo consideró «paradójico» que el presidente de la Generalitat y secretario general del PSPV, Ximo Puig, no sea partidario de abolir estos festejos aunque sí de mejorar la seguridad y las garantías para los animales y los asistentes, así como que el responsable de Emergencias de la Generalitat, Josep Maria Àngel, no se haya decantado por abolir la correspondiente ley sino por «añadir la figura del veterinario a todos los festejos».

El texto de la moción rechazada pedía que el Consistorio «deje sin efecto y anule» la prohibición de los toros «a fin de permitir que las pedanías del Nord y del Oest puedan seguir celebrando con normalidad las distintas modalidades de bous al carrer, como lo han hecho siempre de acuerdo con la normativa reguladora».

Fotos

Vídeos