El Ayuntamiento ata las luces de la Feria de Julio a las palmeras del Palau

Cuadros eléctricos instalados en una palmera del Palau. / j. monzó

El Consistorio infringe la ordenanza que obliga a cumplir a las comisiones falleras incluso con sanciones si anclan iluminación al arbolado

LOLA SORIANO

valencia. El Ayuntamiento de Valencia ha incumplido la ordenanza de Vía Pública al atar los montajes eléctricos de los actos de la Feria de Julio a los árboles ubicados en el jardín del Turia, junto al Palau de la Música. Son cerca de una treintena de palmeras las que han quedado rodeadas por cables, luces decorativas o que incluso han servido de apoyo para estos elementos luminosos que cubren el espacio que hay destinado para el público.

Tanto en el pabellón norte como en el sur, donde se celebran los fines de semana las preselecciones falleras, y entre semana eventos como campeonatos de truc, parchís o karaoke con música en directo, se puede apreciar que la zona de las palmeras ha quedado tomada por las conexiones eléctricas.

Incluso en una decena de palmeras no han dudado en anclar cajas de cuadros eléctricos, con cables y cuerdas, y en otros casos, grandes focos atados al tronco para iluminar el escenario donde se desarrollan los actos de la Feria de Julio.

Cabe recordar que la ordenanza de Vía Pública, concretamente en el artículo 98.2, deja claro que el montaje del alumbrado «no podrá sujetarse al mobiliario urbano ni al arbolado o ajardinado. Si la instalación fuera sustentada sobre cualquier tipo de estructura, deberán cumplirse además las prescripciones contenidas en el presente título para los escenarios, carpas, gradas o instalaciones superiores».

Este mismo incumplimiento ya se realizó en el montaje de las luces navideñas, puesto que se utilizaron los troncos y ramas de los árboles de la plaza del Ayuntamiento para fijar cables de luz.

Exigencias

Esta práctica contrasta con la declaración de intenciones que ya hizo el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, en noviembre de 2015, cuando en el proceso de instalación de la decoración navideña explicó que los cables y las bombillas ya no se volverían a atar a las ramas ni a rodear los troncos para cumplir con lo que marcaba la ordenanza municipal. Ya las pasadas Navidades matizó que la exigencia de que ningún cable o alambre se pueda atar al arbolado de la plaza del Ayuntamiento se incluiría en el pliego de 2018.

Los colectivos falleros que están asistiendo estos fines de semana a los jardines del Palau para seguir en directo las preselecciones de las candidatas a las cortes y falleras mayores de Valencia no han dudado en comentar el malestar, por el agravio comparativo, ya que a las comisiones falleras no se les permite utilizar los árboles para instalar las luces decorativas durante la celebración de las Fallas. Incluso, en más de una ocasión las comisiones han recibido sanciones o les han retenido fianzas que habían entregado.

Tal como se incluye en los bandos de Fallas que emite el Ayuntamiento de Valencia año tras año, concretamente en el apartado trece -en el caso de la última edición- se indica que queda prohibido «todo tipo de ligadura en los árboles de las calles y jardines, semáforos, cámaras de control de tráfico, demás instalaciones del servicio público, así como en monumentos o elementos arquitectónicos relevantes para instalar carteles, banderas, altavoces, cables de luces, tirantes o cualquier otro adorno o elemento festivo».

Desde el grupo popular, la concejal Lourdes Bernal, aseguró que «los abanderados del ecologismo no sólo talan árboles y palmeras por toda la ciudad, que ahora está llena de tocones de los troncos, sino que a pesar de pregonar que tomarán medidas luego no lo hacen».

Fotos

Vídeos