El Ayuntamiento incluye en otra encuesta preguntas sobre ideología

El concejal Carlos Galiana, en el hemiciclo junto a la socialista Maite Girau. / Irene Marsilla
El concejal Carlos Galiana, en el hemiciclo junto a la socialista Maite Girau. / Irene Marsilla

El cuestionario interpela a los participantes si se sienten españoles y que se sitúen en la izquierda o derecha política en un trabajo sobre el medio ambiente urbano

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

Cuando todavía no se ha apagado el eco de la polémica encuesta fallera, el grupo popular denunció este lunes la inclusión de dos preguntas de corte ideológico en el cuestionario de un trabajo sobre el medio ambiente realizado por la delegación responsable de la Oficina de Estadística. En este caso sí que se ha contado con el permiso previo y por escrito de los participantes para no incurrir en la infracción de la concejalía de Cultura Festiva que motivó una infracción muy grave.

«¿Qué sentimiento le resulta más cercano?» indica una de las 34 preguntas que aparecen en el cuestionario. Dentro de las nueve posibles respuestas que se ofrecen la primera es «únicamente español» y «únicamente valenciano» otra de las posibles, según denunció ayer la concejal popular Lourdes Bernal.

La segunda pregunta dentro del apartado denominado «Posicionamiento» es todavía más explícita en cuanto a lo ideológico. «Cuando hablamos de política utilizamos normalmente las expresiones izquierda y derecha. ¿En una escala del cero al diez dónde se situaría usted?», finaliza la interpelación.

El delegado de Estadística asegura que el CIS incluye las mismas preguntas en sus trabajos habituales

La encuesta se centra en la mayoría de preguntas en los jardines, la práctica deportiva al aire libre, las playas, el reciclaje o el calentamiento global, entre otras. Bernal aseguró que «el alcalde Joan Ribó pregunte de tapadillo en una encuesta relacionada con el medio ambiente a los vecinos sobre si sienten más españoles que valencianos y sobre si son de derechas o izquierdas. Nos parece totalmente fuera de lugar y una prueba más de que está utilizando recursos públicos para su interés personal y político».

En el apartado de clasificación, se interpela por el uso del valenciano. «¿Cuál es su lengua habitual?». Se da la circunstancia de que se ofrecen cuatro tipos de contestaciones diferentes pero en ningún caso es la bilingüe. «Si no da respuesta porque dice que es bilingüe, preguntarle por la lengua materna. En última instancia, anotad la elegida para hacer la entrevista», se indica para los encuestadores tras la pregunta.

La concejal popular se preguntó por el «objetivo real de estas preguntas. El alcalde nos tendrá que explicar qué pretende con este cuestionario. ¿Qué es lo que quiere colarnos? Porque qué tendrá que ver la conservación del medio ambiente o el cuidado o la frecuencia del uso de los jardines de barrio por ejemplo con la ideología de los vecinos o con su sentimiento pertenencia respecto a Valencia o España».

El cuestionario presenta los filtros habituales para luego realizar el dossier. Se trata del apartado de la edad y el distrito y barrio de residencia. A partir de ahí, la primera pregunta trata de las visitas realizadas a los jardines, la periodicidad y las actividades que suelen hacer los participantes en el trabajo.

Nada más conocer que se iba a realizar otra encuesta, el grupo popular decidió pedir el cuestionario, que el concejal responsable de la Oficina de Estadística, Carlos Galiana, decidió entregar después de que la empresa realizase el trabajo de campo para evitar interferencias. «¿opina que Valencia es una ciudad mucho, bastante, poco o nada apta para la práctica deportiva al aire libre?», sigue en el desarrollo del cuestionario ya terminado.

El Consistorio sí que ha pedido permiso esta vez por escrito para no incurrir en una infracción grave

Las dos preguntas citadas de corte ideológico son las únicas que han necesitado del permiso por escrito. Galiana citó ayer como ejemplo una encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) donde aparecen las dos interrogantes de perfil ideológico en un trabajo sobre el ocio navideño. «Es algo habitual, nada nuevo», reiteró.

Por el contrario, la oposición opina que «la encuesta ya está realizada y ahora la están procesando o cocinando, pero en el grupo popular queremos que el alcalde dé explicaciones de estas preguntas. Es cierto que en esta ocasión ha pedido el permiso de los encuestados, pero nos imaginamos que la cara de sorpresa de muchos de ellos sería mayúscula cuando después de preguntarles por la limpieza de sus barrio les preguntaran si se siente sólo españoles o sólo valencianos».

«¿Qué utilidad elegiría en primer lugar para los solares que hay en su distrito?», prosigue el cuestionario para ofrecerse un listado de usos posibles como un parque infantil, huertos urbanos o un aparcamiento. En el plano general, se interpela sobre la información que tienen los participantes en temas de medio ambiente, así como si realizan actividades de este sector como la firma en favor de campañas de conservación de la naturaleza, cooperativas de consumidores o iniciativas en favor de la ecología.

Galiana dice que las cuestiones se repiten en cada barómetro

El concejal delegado de la Oficina de Estadística, Carlos Galiana, argumentó ayer tras conocer la denuncia del grupo popular que las mismas cuestiones se preguntaron en marzo y fueron suprimidas en el barómetro del pasado diciembre. «Se pregunta cada dos barómetros, la de sentimiento, la de izquierda derecha se pregunta siempre», dijo. El edil rechazó que se trata de un cuestionario realizado para una temática concreta, como el hecho por la delegación de Cultura Festiva para la polémica encuesta fallera. «Las que hace mi concejalía son todas barómetros», adujo, para explicar que como hacía poco del último, donde se preguntó por la gestión de los servicios municipales, la decisión fue realizar más preguntas relacionadas con el medio ambiente.

La encuesta ya ha sido realizada, por lo que se presume que será presentada dentro de escasas fechas. Durante la presentación del barómetro de diciembre, el edil anunció que se harían este trabajo y otro relacionado con la intención de voto, seguramente antes del verano. Los dos trabajos presentados han contado con todo tipo de cuestiones de las delegaciones municipales, aunque el edil encuadró la conocida ayer en la misma categoría. En la última la nota del gobierno municipal había bajado ligeramente, manteniendo un aprobado justo (5,6 sobre diez), mientras que los vecinos demandaron entre las prioridades para sus barrios la limpieza, las mejoras urbanísticas y la seguridad ciudadana, entre otras. Además, los participantes suspendieron la gestión de los aparcamientos públicos, como el único servicio por debajo del aprobado al igual que ocurrió en marzo de 2017.

Fotos

Vídeos