El Ayuntamiento apuesta por rutas en bici contra el turismo de bajo coste

Un grupo de jóvenes, en el centro de la ciudad. / juanjo monzó
Un grupo de jóvenes, en el centro de la ciudad. / juanjo monzó

«Hemos de ganar en calidad frente a masificación», asegura el primer edil, que hace hincapié en la orientación del modelo

EUROPA PRESS

valencia. El alcalde de València, Joan Ribó, apuesta por diversificar «al máximo» la oferta turística de la ciudad, con opciones que incluyan el turismo cultural, potenciando las posibilidades que ofrecen la ópera y los conciertos; el medioambiental, organizando rutas en bicicleta, y el de congresos, con el fin de ganar en «calidad» frente a la «masificación» y evitar problemas de convivencia a los vecinos.

Así, instó ayer a trabajar para que esta actividad no genere «problemas», especialmente «de convivencia», como está sucediendo en ciudades como «Barcelona, Venecia, Amsterdam o Lisboa». En esta línea, Ribó apuntó ayer la necesidad de «establecer reglas» para que el turismo «no altere de forma importante la vida de los ciudadanos» y afecte «a la manera de ser» de los valencianos.

En esta línea, el responsable municipal considera «muy importante diversificar» el sector y «pensar en turismo de muchos tipos», desde el «de congresos y ferias, al cultural, de fiestas o medioambiental», entre otros. «Estamos hablando de un turismo de calidad», dijo Ribó, que insistió en caminar hacia un modelo alejado de la masificación y distinto al tradicional sol y playa.

«El turismo es fundamental para la ciudad. Hay que apoyarlo, hay que orientarlo estratégicamente y hay que combatir los excesos que se puedan producir», afirmó el alcalde de València, que resaltó la importancia del turismo como «elemento económico» de la ciudad y como «fuente de generación de empleo». El primer edil apuntó la necesidad de abordar el turismo desde «un planteamiento que tenga en cuenta que no se puede crecer indefinidamente».

Fotos

Vídeos