El Ayuntamiento de Valencia aprueba limitar el tráfico en caso de alta contaminación atmosférica

Tráfico en Valencia, en una imagen de archivo.
Tráfico en Valencia, en una imagen de archivo. / Manuel Molines

El Consistorio adopta la fórmula de restringir el tráfico en función de si la matrícula sea par o impar

EUROPA PRESSValencia

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Valencia ha aprobado este viernes el protocolo de medidas que se adoptarán a la ciudad de Valencia si se producen episodios de contaminación atmosférica por dióxido de nitrógeno o por partículas en suspensión. El control sobre el tránsito rodado y la información y recomendaciones a la ciudadanía centran el texto del protocolo, cuya aplicación solo se llevará a cabo con niveles de contaminación muy superiores a los que actualmente se registran a nuestra ciudad.

El alcalde Joan Ribo ha recordado, en declaraciones a los medios, que "en Valencia no hemos tenido ningún problema grave por contaminación atmosférica, pero es bueno que contemos con un protocolo por si eso pasara algún día, y por supuesto si eso pasara el Ayuntamiento tomaría las medidas necesarias para actuar rápidamente".

Hay muchas maneras de hacer frente a esa situación y pasan por "pacificar el tráfico, aumentar el parque de vehículos híbridos y eléctricos, por potenciar -si nos dejara la legislación estatal- el consumo de combustibles que no generen partículas", ha ejemplificado el primer edil. "Nuestra obligación es tenerlo todo preparado para que en el caso de que ocurriera algo que hasta ahora no ha pasado, el Ayuntamiento de Valencia sepa lo que debe hacer y tenga las medidas preparadas. Pero repito: no es probable que esto pase", ha agregado.

"La ciudadanía puede estar tranquila porque los niveles de contaminación en Valencia no son equiparables en absoluto con los de otras ciudades donde sí han necesidad aplicar un protocolo de estas características" y "el Govern de la Nau hace su trabajo se ha adelantado a cualquier contratiempo que pueda requerir en el futuro la utilización de estas medidas", ha subrayado por su parte la regidora delegada de Calidad Ambiental, Pilar Soriano.

En primera instancia el protocolo define los niveles de actuación según las concentraciones de dióxido de nitrógeno (NO2) o de partículas en suspensión (PM10).

El nivel de preaviso se establecerá cuando en dos estaciones de la red de vigilancia de la ciudad se superen los 180g/m3 de NO2 durante dos horas consecutivas o cuando dos estaciones hayan registrado el día de antes una media diaria de más de 50g/m3 de PM10; el nivel de aviso se decretará cuando en dos estaciones se superen los 200 g/m3 de NO2 durante dos horas consecutivas o cuando dos estaciones hayan registrado el día de antes una media diaria de más de 80g/m3 de PM10; el nivel de alerta estará acondicionado a la superación en dos estaciones de la red de los 400g/m3 de NO2 durante tres horas consecutivas o cuando dos estaciones hayan registrado el día de antes una media diaria de más de 80g/m3 de PM10.

El protocolo define, además, que según la persistencia de los niveles de actuación, habrá dos tipos de episodios de contaminación atmosférica. Serán episodios de tipo 1 aquellos en los que durante un día se den circunstancias de nivel de aviso por NO2, con independencia de su duración, o cuando haya dos días con circunstancias de nivel de preaviso por PM10; los episodios de tipo 2 serán aquellos con un día de nivel de alerta o dos días consecutivos con nivel de aviso por No2 o un día con circunstancias de nivel de aviso por PM10.

Actuaciones previstas

Cuando se decrete un nivel de preaviso habrá una atención especial por parte del servicio municipal competente en la vigilancia de la calidad del aire del Ayuntamiento y la evolución meteorológica. Además, comunicará la situación de preaviso al resto de servicios municipales.

Para los episodios de tipo 1 se prevén las medidas del nivel de preaviso y, adicionalmente, medidas informativas a la población (notas de prensa, web municipal, redes sociales, paneles de tránsito, sistemas de información del transporte público, canales propios de la Policía Local e información del Centro de Gestión de Tránsito municipal a la DGT y el CEGESEV) y recomendaciones para ser publicadas en redes sociales (como el uso del transporte público, no hacer ejercicio físico al aire libre o el uso del coche compartido).

Además, el servicio de Movilidad restringirá el estacionamiento de vehículos en las zonas Azul y Naranja, donde podrán estacionar residentes con autorización, titulares para aparcar en zonas para personas con movilidad reducida, servicios esenciales, vehículos catalogados como poco contaminantes y titulares con autorización de vehículos comerciales o industriales o por obras o mudanzas.

Para los episodios de tipo 2, se añadirán además medidas de información específica para grupos de población de riesgo (personas mayores, niños y niñas, gente con patología respiratoria o cardiovascular crónica, immunodeprimidos, mujeres embarazadas y personas diabéticas). Además, se informará en todos los centros educativos y de salud, hospitales, residencias de personas ancianas y centros de día.

Durante estos episodios habrá una restricción total al tránsito para los vehículos según sus matrículas (los días pares sólo podrán circular los vehículos cuyas matrículas acaben en número par o cero, mientras que los días impares únicamente los vehículos con matrículas que acaben con número impar).

En paralelo, se crea un Órgano de Gestión de episodios de alta contaminación atmosférica, integrado por un representante del Servicio de Calidad y Análisis Medioambiental, Contaminación Acústica y Playas y otro del de Movilidad, uno más del Gabinete de Alcaldía y otro del Gabinete de Comunicación, uno más de la Policía Local, otro de OCOVAL y uno más de la EMT. Este órgano puede decidir medidas adicionales, como la restricción de operaciones en las obras que generen contaminantes, las de asfaltado o los cascotes.

Mediciones actuales

En la actualidad el valor de alerta para las concentraciones de NO2 está establecido en 400g/m3 durante tres horas consecutivas en lugares representativos de la calidad del aire en un área de al menos 100 kilómetros cuadrados o en una zona o aglomeración entera. Este valor no se ha superado nunca en Valencia desde que se realiza la vigilancia de contaminación atmosférica al municipio.

La legislación vigente establece, además, un límite horario para la protección de la salud de 200g/m3 de NO2 que no debe superarse más de 18 veces al año. En Valencia este valor se ha superado en muy pocas ocasiones y de forma aislada, sin sobrepasar nunca las 18 veces al año contempladas a la normativa vigente.

Con respecto a las partículas PM10, se establece un valor límite diario para la protección de la salud de 50 g/m3, que no se puede superar más de 35 veces al año. En Valencia nunca se ha excedido ese número que permite cada año la legislación.

El valor límite anual para las partículas PM10 es de 40g/m3. Tampoco se ha superado ninguna estación de la red de control durante los últimos años.

Fotos

Vídeos