Los atascos en el centro de Valencia expulsan el tráfico hacia las grandes vías y las rondas

Atascos en Valencia. /Jesús Signes
Atascos en Valencia. / Jesús Signes

Trànsits sube un 6,6% en apenas un año, mientras que el bulevar sur y la ronda norte crecen un 10,4 y un 6%, respectivamente

ÁLEX SERRANO

Los problemas del tráfico en el centro de Valencia, que se concretan en una reducción de entre el 14 y el 28% en las calles Xàtiva y Colón (respectivamente) en apenas un año, expulsan a miles de coches cada día hacia las rondas exteriores . Se trata de una tendencia observada desde el pasado mes de marzo, cuando entró en funcionamiento el anillo ciclista. Incluso el Ayuntamiento de Valencia lo reconoce. El concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi aceptó a posteriori que el carril bici por la ronda interior, que ha quitado un carril para los coches en algunas de las calles más concurridas de la ciudad, iba a tener el efecto secundario de «desviar» el tráfico a avenidas como las grandes vías o rondas como la de Trànsits o la norte y el bulevar sur.

Más información

Así lo revelan los datos de intensidad media diaria del tráfico de diciembre de 2017 si se comparan con los del mismo mes de un año anterior que ofrece el propio Consistorio. Todos los accesos a la ciudad reciben más tráfico, tanto de entrada como de salida. Entonces, ¿a dónde van esos coches? Al centro, no. La calle Colón pierde 10.000 coches al día, y la de Xàtiva, 11.000 de media. La marginal derecha del río, parte de la ronda interior, también pierde tráfico: más de 3.400 coches menos en el paseo de la Pechina, poco más de 3.600 en Blanquerías y 8.400 en Conde Trénor. En esta particular búsqueda de los atascos en la ciudad desde dentro hacia fuera, los dos primeros anillos más afectados por los problemas de tráfico en el centro son las grandes vías y la marginal izquierda. Fernando El Católico gana 2.500 coches más al día; Ramón y Cajal, 3.900; el túnel de Germanías, 4.000; la gran vía de Germanías, 2.900; y Marqués del Turia, casi 7.500 vehículos más al día de media. Porcentualmente, Ramón y Cajal y el túnel de Germanías son los que más crecen, más de un 7%.

Estos problemas de tráfico en las grandes vías se reproducen en la marginal izquierda, donde la Alameda es la calle que más coches recibe al día en comparación con 2016: 7.510 de media. Pero todas las avenidas que discurren por la izquierda del río suben. Manuel de Falla, por ejemplo, recibe 3.000 vehículos más, mientras que Menéndez Pidal roza los 1.200. Llano de Zaidía sufre constantes embotellamientos a causa de los 4.800 coches más que circulan por la calle al día, mientras que Guadalaviar se queda en 1.680 y San Pío V, en 1.226.

Ramón y Cajal y el túnel de Germanías suben más de un 7% de tráfico con respecto al pasado año Peset Aleixandre, Pérez Galdós o la ronda norte crecen en más de 10.000 coches al día

La ronda de Trànsits gana un 6,6% más de coches que en diciembre de 2016, con calles como Peset Aleixandre con 14.500 coches más al día. Incluso Pérez Galdós roza los 10.000 coches más al día. El bulevar sur también crece un 10%, afectado en parte por el aumento del tráfico en el Camino Nuevo de Picaña. También aumentan los coches que van por la ronda norte, un 6%, es decir, casi 14.000 coches más al día de media. El tráfico, expulsado del centro, no deja de entrar a la ciudad y colapsa lentamente las distintas circunvalaciones de la ciudad, como demuestran los datos municipales.

Más

Fotos

Vídeos