Aprobados en el examen de inspector estudian recurrir la suspensión tras las filtraciones

Uno de los acusados de pasar las preguntas a través de Whatsapp se querella contra otros tres sindicatos por injurias y calumnias

Á. S. Valencia

Varios de los aprobados en el examen a inspector que la EMT ha decidido anular tras la filtración de las preguntas por Whatsapp estudian ahora, junto a los abogados sindicalistas de los sindicatos, recurrir ante los tribunales la decisión. Argumentan que la EMT no ha considerado probado que existiera la filtración, aunque sí se ha sancionado a uno de los sindicalistas afectados, concretamente al que era también miembro del tribunal de las oposiciones.

Estudian, por tanto, recurrir a la justicia ordinaria para defender sus derechos. Consideran que no tuvieron ninguna ventaja en el proceso, que creen que fue legal, pese a los mensajes de Whatsapp que publicó en primicia este diario. Tal como ha podido saber LAS PROVINCIAS, los abogados están estudiando la viabilidad de llevar la suspensión a los tribunales para que puedan recuperar la plaza.

Mientras, una de las personas que figuraba como uno de los supuestos filtradores se ha querellado por un presunto delito de injurias y calumnias contra otros tres sindicatos de la EMT, CGT, Apptuv y TUC, porque considera que se faltó a su honor al denunciar ante la empresa la filtración. Lo cierto es que la EMT decidió no sancionar a los dos presuntos filtradores.

Al que sí sancionó, le ha impuesto una multa de más de 5.000 euros y la imposibilidad de ascender internamente durante cuatro años. Desde el sindicato afectado apuntaron ayer que están estudiando recurrir la sanción. Las aguas en la EMT bajan movidas después de la negociación del convenio colectivo, aprobado in extremis.

Fotos

Vídeos