Aprobada la construcción de medio centenar de huertos en la Rambleta

Terrenos de la ampliación del parque. / aa. vv. san marcelino
Terrenos de la ampliación del parque. / aa. vv. san marcelino

Un solar cercano al colegio Max Aub tendrá también pequeños campos para los escolares hasta la ampliación del centro

P. M.

valencia. El Ayuntamiento ha sacado a concurso la construcción de 54 huertos de autoconsumo y siete mesas de cultivo en la zona prevista para la ampliación del parque de la Rambleta, en el barrio de San Marcelino. El presupuesto en 187.000 euros con una plazo de ejecución de cuatro meses.

La actuación se completa con viales de tierra morterenca para acceso a los huertos, una alberca para el almacenamiento de agua de suministro de riego, una red de riego para los huertos y mesas de cultivo, así como el vallado.

La construcción de los huertos se hará en parte de la segunda fase del gran parque. Vicent Soler, uno de los portavoces de la asociación de vecinos, comentó que esta inversión es una oportunidad de «hacer un esfuerzo más y encargar el proyecto de ampliación del jardín y las expropiaciones que faltan». La Rambleta se convertirá en el gran parque del sur de Valencia, donde hay que añadir una tercera fase entre el bulevar sur y el antiguo cementerio inglés.

En la segunda fase se sitúa una alquería destinada a un equipamiento público. «Los propietarios están dispuestos a la expropiación», aseguró Soler, quien destacó la necesidad de una mejoría general en la zona, donde los matorrales tienen una gran altura.

El proyecto de ampliación del parque no está redactado, dado que los autores de la Rambleta, Carmel Gradolí y Arturo Sanz, dejaron una propuesta pendiente de desarrollar. De ahí que Soler no pudiera precisar si los huertos de autoconsumo, que gestionará directamente el Ayuntamiento, se mantendrán en la futura zona verde.

También habrá pequeños huertos en un solar anexo al colegio Max Aub, en la calle Almazora. La intervención procede de las inversiones votadas por los vecinos y que en este caso asciende a 120.000 euros. Los pequeños campos de cultivo serán utilizados por los escolares y tienen carácter provisional hasta la ampliación del centro.

Fotos

Vídeos