El Ayuntamiento de Valencia detecta 2.429 viviendas turísticas sin registrar

Varias toallas se secan en el balcón de un apartamento turístico en el Barrio del Carmen de Valencia / Efe

Sandra Gómez negociará una tasa con las plataformas de oferta de apartamentos

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

Valencia ofrece un total de 4.714 apartamentos turísticos y algo más de la mitad (2.429) no están reglados, según ha desvelado esta mañana la concejal de Turismo, Sandra Gómez. Esto supone que están ausentes del registro de la Generalitat y tampoco se tiene constancia de que estén dados de alta en Hacienda para el pago de impuestos.

Las viviendas turísticas suponen el 48,6% de toda la oferta de alojamientos de la ciudad, mientras que los 82 hoteles alcanzan el 43,4%. El resto se debe a pensiones y campings. En número de plazas, hay 18.102 en apartamentos frente a las 16.191 de establecimientos hoteleros.

Ciutat Vella (34%), Extramuros (12%) y Ensanche (11%) encabezan la oferta de apartamentos, donde Gómez ha matizado que los hoteles siguen liderando el número de viajeros y pernoctaciones. Los datos proceden de un estudio encargados por el Consistorio sobre la siituuación del sector en la ciudad.

El propósito del gobierno municipal es que la posición predominante de los hoteles no se rompa, al afirmar la delegada el riesgo que supone a los particulares invertir en viviendas, algo que ha considerado muy peligroso por la creación de algo similar a la burbuja inmobiliaria que estalló hace unos años.

"Queremos desincentivar esta oferta", ha comentado sobre la presencia en aumento de oferta de viviendas en plataformas turísticas en internet. Es más, propondrán a las mayoritarias un convenio para que los particulares paguen una tasa, al igual que un límite en los días de alquiler.

A preguntas de los periodistas, la edil ha mencionado que el Consistorio tiene capacidad de inspeccionar a través de la Policía Local los apartamerntos no reglados y sancionarlos, como una medida de presión que podría decidir. Ahora esto se realiza sólo tras una denuncia vecinal, principalmente por ruidos.

La cuestión de fondo, ha finalizado, es evitar el riesgo de saturación en algunos barrios. "Que nadie piense que esto es la gallina de los huevos de oro. Hay una euforia de los propietarios porque piensan que es muy rentable pero no es así". Con los convenios se quiere evitar lo sucedido en Barcelona o Madrid, donde la saturación de apartamentos ha sido rechazado por los vecinos.

Fotos

Vídeos