El uso del anillo ciclista se frena de nuevo y registra el mínimo anual

Un ciclista recorre el anillo. / irene marsilla

El Ayuntamiento saca pecho por la reducción del 30% del tráfico en Colón en un año mientras crece el de las grandes vías

ÁLEX SERRANO VALENCIA.

El uso del anillo ciclista cayó en julio por segundo mes consecutivo y alcanzó el mínimo anual, con 17.830 usuarios medios diarios, según los mapas de intensidades de tráfico del Ayuntamiento de Valencia. En total, desde mayo, cuando se registró el máximo anual con 21.571 usuarios al día de media, se ha perdido más de un 17% de los ciclistas al día que recorren el anillo, la obra estrella del concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi. Cabe destacar que julio es un mes de vacaciones pero también es el mes con más turistas junto a agosto.

La construcción del anillo, que se llevó a cabo el pasado mes de marzo, ha tenido el efecto que esperaba el Consistorio: que circular por el centro requiera ingentes cantidades de paciencia para los conductores. Así las cosas, Grezzi sacó ayer pecho de la reducción del 16% del tráfico en la ronda interior, que en puntos como Colón ha llegado hasta el 30%. Aunque la nota de prensa que difundió el Consistorio no indicaba qué fecha se usaba como referencia, a preguntas de este diario fuentes de Movilidad confirmaron que se comparó el mes de julio de este año con el mismo del pasado 2016.

«Estos datos demuestran que las medidas de pacificación del tránsito, de reparto más equitativo del espacio, y de mejora de las alternativas están funcionando», explicó ayer Grezzi, que indicó que mejoran los datos de tráfico de las grandes vías, con una reducción de la media de vehículos diarios que transitan por ellas. Sin embargo, la realidad es que en las grandes vías sube casi un 1%. «El descenso continuado de vehículos que circulan por la ronda interior desde marzo, cuando se abrió el anillo ciclista, es una noticia muy positiva», destacó Grezzi, que hace unos meses reconoció que sabían que el tráfico en las grandes vías iba a aumentar cuando abrieran el anillo ciclista, como contó este diario.

«La reducción del tráfico de vehículos motorizados privados, el incremento notable de ciclistas y el incremento de viajeros en todas las líneas de la EMT están propiciando este cambio de tendencia que beneficia todo el entorno», dijo Grezzi, que indicó que entre los beneficios de su política de movilidad se encuentran «la mejora de la calidad ambiental y las mejoras en la accesibilidad y la movilidad integral», así como el beneficio para el comercio de proximidad. Grezzi también subrayó que «la que hasta ahora era una circunvalación con altas dosis de motorización está en la senda de convertirse en un espacio amable, donde se privilegia el tránsito de peatones, ciclista y transporte público. Esto es fruto de las medidas complementarias del anillo ciclista, de ampliación de aceras, de la mejora e incremento de los pasos de peatones y de las nuevas paradas de EMT».

Sin embargo, un grupo de vecinos del centro ya criticaron a principios de semana el doble sentido instaurado en Barón de Cárcer y ayer fueron los vendedores del Mercado Central quienes ante la imposibilidad de acceder al aparcamiento de la lonja por María Cristina, publicaron en las redes sociales indicaciones para llegar por vías alternativas.

Más

    Fotos

    Vídeos