Los estibadores que descargaron material radiactivo del Puerto de Valencia temen haberse contaminado

Camiones en el Puerto en una imagen de archivo. /Monzó
Camiones en el Puerto en una imagen de archivo. / Monzó

La mercancía provenía de Marruecos y está siendo investigada por especialistas

EUROPA PRESS

La Aduana Marítima de Valencia ha aislado cuatro camiones en el Puerto tras detectar en la carga elementos radioactivos como uranio, cobalto y plutonio, tal y como informaron este sábado fuentes de la Guardia Civil. La mercancía de tres de los cuatro vehículos procedía de Marruecos y está siendo analizada mientras permanecen aislados dentro del recinto de Valenciaport. Los responsables de aduanas investigan la carga de los camiones, fundamentalmente abono, a la espera de confirmar tanto los elementos como su origen exacto. En la mañana de este domingo, fuentes del departamento de Aduanas de la Agencia Tributaria han asegurado a EFE que la carga radiactiva de los camiones no reviste gravedad ni para las personas ni para el medio ambiente.

Fuentes de la Sociedad de Estiba y Desestiba del Puerto de Valencia (SEVASA) señalaron el sábado que ni la Aduana de Valencia ni la Guardia Civil informaron a la Autoridad Portuaria de Valencia de este grave incidente en el momento de la descarga del material, por lo que habrían incumplido una norma de seguridad. Esto ha causado un gran descontento entre los estibadores que trabajaron en la descarga del abono procedente de Marruecos. Estos trabajadores están preocupados por la posibilidad de haber resultados contaminados por la radiación de uranio.

Tras este incidente de tres camiones que dieron positivo en uranio, la Autoridad Portuaria de Valencia se enteró, además, de que había otro camión retenido con un contenedor que dio positivo en plutonio, y al parecer este caso podría ser más preocupante. Los vehículos con material radiactivo fueron retenidos en el escáner del puerto, un recinto que gestiona la Aduana y es operado por la Guardia Civil, y que desde 2010 controla el tráfico que accede para descartar que exista material radiactivo. Fue impulsado por el Departamento de Estado de EE.UU. tras los atentados del 11-S, con la idea de frenar cualquier tipo de contrabando.

Fotos

Vídeos