El accidente de Viveros, otra causa que lastra su gestión

REDACCIÓN VALENCIA.

El juzgado de instrucción número 18 investiga la muerte en accidente laboral de un operario en el montaje de la grada de los Jardines de Viveros durante los conciertos de la Feria de Julio del año pasado. Esta causa sigue todavía en investigación y aunque no afecta directamente al concejal sí pone en cuestión uno de los eventos que organiza su departamento. El fallecimiento de un trabajador ha impulsado un procedimiento judicial en el que las primeras señaladas son las dos empresas que montaron la grada supletoria. De hecho, la Inspección de Trabajo propuso sancionar con 120.000 euros a las dos mercantiles. Los investigadores consideraban que habían cometido dos infracciones graves por la falta de prevención de riesgos laborales. Así, proponían dos sanciones económicas por importe de 40.000 y 80.000 euros. Lógicamente, todo proceso administrativo se paraliza a la espera del final del procedimiento penal.

Inspección de Trabajo en ningún caso responsabilizó a los empresarios que ahora se encuentran investigados. Todos ellos pertenecen a la Asociación de Promotores Musicales de la Comunitat Valenciana. Fuentes cercanas al sector apuntaron en su día que la única labor es la intermediación para contratar a los artistas que actúan en los conciertos de julio.

La última diligencia que encargó el órgano judicial fue un nuevo informe a Bomberos para conocer con más exactitud las circunstancias del suceso. El Ayuntamiento es el propietario de la Feria de Julio, aunque no interviene en el montaje y organización. Este año no tendrán gradas para el público tras el siniestro mortal.

Fotos

Vídeos