El PP abre la puerta a descartar la prolongación de Blasco Ibáñez

Luis Santamaría, en el centro de blanco, ayer en el Cabanyal rodeado por vecinos y militantes del PP. / jesús signes
Luis Santamaría, en el centro de blanco, ayer en el Cabanyal rodeado por vecinos y militantes del PP. / jesús signes

Santamaría afirma en una visita al Cabanyal que hay «muchas alternativas» y critica la falta de actuación de Ribó para frenar la ruina del barrio

PACO MORENO VALENCIA.

El propósito de la visita era dar a conocer las críticas al gobierno municipal en relación con los 85 barrios de Valencia, aunque al convocar en la calle Escalante el presidente de la gestora del PP de la ciudad, Luis Santamaría, la cuestión derivó de manera inevitable hacia la postura de los populares sobre la prolongación de Blasco Ibáñez después de pasar dos años en la oposición. La sorpresa fue que el citado dijo que el programa político ahora en redacción «estudiará todas las alternativas» y que en esta cuestión «partimos de cero».

Después matizó que no se olvida de ninguna manera del legado de los 24 años de gobierno del PP en el cap i casal, donde el proyecto más emblemático y polémico que se incluía cada cuatro años en el programa electoral era la prolongación de la avenida, dentro del plan urbanístico.

«Las ciudades están vivas y hay cosas que se quedaron pendientes o no se pudieron solucionar; si la única respuesta que nos da el tripartito a estas críticas es que se trata de un problema heredado, les diremos que estamos dispuestos a arreglarlo, no como Ribó que parece estar dormido ante los problemas».

De la prolongación de Blasco Ibáñez, prácticamente lo primero que derogó el tripartito al llegar al poder en el Consistorio, dijo que «lo estamos analizando partiendo de cero; hay que tomar una decisión y ver si seguimos apostando por ello o por otras fórmulas menos agresivas. Estamos analizando los pros y los contras».

Ante la insistencia de los periodistas, adujo que «ese es un anuncio importante que deberá ser explicado con la extensión que se merece. Nuestra obligación es replantearlo todo para contestar a las nuevas realidades de la ciudad».

«¿Cuál es su opinión personal?» De nuevo esquivó la respuesta Santamaría, aunque sin defender en ningún momento la propuesta de prolongación de la avenida, lo que suponía el derribo de 1.650 viviendas y la construcción de nueva planta de 1.500 pisos en el barrio. «La sabréis cuando tengamos terminado ese documento político, mañana mismo tenemos una reunión, aunque no es sólo la postura de Santamaría, sino también la de Isabel Bonig y la del conjunto del partido. Creo que hay muchas alternativas que analizar respecto al Cabanyal y nuestra responsabilidad es estudiarlas todas a la vista del encallamiento de la propuesta actual».

Santamaría estuvo acompañado por miembros del partido en el distrito, quienes junto al presidente de la gestora en Valencia formaron para la foto exhibiendo folios con rótulos de calles. «Ribó sólo ha puesto nombres a las calles pero no ha hecho nada por los barrios»,

Habló del botellón, la falta de limpieza y la saturación de los hospitales públicos. «¿Dónde ha estado Ribó con todo lo que ha pasado en el IVO?», se preguntó, para finalizar diciendo que visitarán toda la ciudad para conocer «a pie de calle los problemas de los vecinos».

Del gobierno municipal se encargó de la réplica la portavoz del tripartito, la socialista Sandra Gómez. Tildó de «burla hacia los vecinos del Cabanyal que sufrieron el abandono del Ayuntamiento del PP» la visita del presidente de la gestora.

Gómez apuntó que si el PP «quiere hacer borrón y cuenta nueva con el Cabanyal tendrían que dimitir a todos los responsables que nos han llevado deliberadamente a esta situación», para citar al mismo Santamaría «como subdelegado y responsable de la seguridad que colaboró con la degradación de la zona. Fue cómplice de que el Cabanyal llegara a tener una 'zona cero'».

Fotos

Vídeos