Las Provincias

La EMT de Valencia sufre 121 accidentes en sólo tres meses después de los cambios en las líneas

Un autobús enfila Barón de Cárcer en una imagen reciente. :: irene marsilla
Un autobús enfila Barón de Cárcer en una imagen reciente. :: irene marsilla
  • Los trabajadores aseguran que los alcances han aumentado más de un 300% por la presión ejercida para cumplir horarios

Las continuas protestas de los trabajadores de la EMT por los horarios que imponen los nuevos dirigentes de la empresa y por los cambios en líneas, así como por el aumento de la frecuencia de paso en determinados trayectos por el tráfico, se basan en datos fehacientes, tangibles. Son los datos que demuestran que en el primer trimestre de 2017 ha habido un aumento del 31,5% de los accidentes en los que se ha visto envuelto un autobús de la EMT con respecto al mismo periodo de 2016. Además, este año ha habido dos fallecidos mientras que el año pasado nadie perdió la vida en estos siniestros. Cabe recordar que los datos de 2017 se dan después de la remodelación de líneas de verano de 2016 que provocó una oleada de protestas contra el proceder del presidente de la empresa y concejal de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Valencia, Giuseppe Grezzi.

Los accidentes han crecido en prácticamente todas las categorías, según los datos a los que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS, que contabilizan los siniestros en los que se han visto implicados autobuses de la EMT entre el 1 de enero y el 31 de marzo de 2016 y 2017. Lo que muestran estos guarismos es que de 4 atropellos en 2016 se ha pasado a 8 en 2017. Los alcances han crecido casi un 300%, al pasar de 7 en 2016 a 20 en 2017. Las embestidas tanto a turismos como a furgonetas también han crecido: de 20 a 32 en apenas un año. Otras categorías, como los choques, apenas han crecido: de 13 a 14.

La EMT sufre 121 accidentes en sólo tres meses después de los cambios en las líneas

Estos datos se enmarcan en los cambios que está llevando a cabo la nueva gerencia de la EMT y ahondan en una inseguridad hacia los conductores que el comité de empresa ha denunciado en varias ocasiones. La situación ha llegado a tal punto que los sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, han convocado huelga para San Juan, entre otros motivos, por los horarios insuficientes en las líneas y el aumento de la carga de trabajo.

Otro de los motivos esgrimidos por los sindicatos para convocar el paro de San Juan son los cambios en los itinerarios de las líneas, a lo que se une una falta de evaluación de riesgos en las líneas modificadas. Y es que tras los muy contestados cambios en hasta 13 líneas realizados el pasado verano, la EMT ha anunciado, en varios foros, que tiene en mente acometer una nueva remodelación de la red este mismo verano para adaptarla al sistema de intercambiadores y transbordos que quiere implementar el concejal Grezzi

Estos cambios, sin el consenso con los trabajadores como comentan desde el comité de empresa, han provocado en determinadas líneas un aumento del tiempo de frecuencia de paso derivado de los horarios que han de cumplir los profesionales al mando de los autobuses. Los conductores han de cumplir con determinados horarios aunque para ello tengan que acelerar más de la cuenta, como denuncian fuentes de los trabajadores.

Además, el evidente aumento del tráfico rodado en prácticamente toda la ciudad afecta y mucho a la circulación de autobuses. De hecho, en la ronda interior, junto al anillo ciclista, el Consistorio acaba de segregar (proteger, dicen desde Movilidad) el carril bus de la calle Colón, y todo parece indicar que esta medida se repetirá en calles como Paz o Barcas, donde tal como contó ayer este diario, se ha comenzado a eliminar las señales viales que permiten circular por el carril bus a las motocicletas.

Con buena parte de la ciudad o en obras para ampliar la red ciclista (como la conexión con Benimaclet hacia el norte o la que se está estableciendo con la avenida del Cid hacia el sur), el primer trimestre de 2017 ha sido complicado para el tráfico en toda Valencia.

Los autobuses de la EMT no se han librado de esta situación y se han vivido accidentes graves, como el que en la plaza de San Agustín terminó con un anciano fallecido en enero de este mismo año al caer bajo las ruedas del autobús cuando golpeó el mismo para advertir al conductor de que parara y le permitiera subir, o como el que febrero supuso la muerte de una mujer que cruzó por un lugar indebido en la plaza del Ayuntamiento frente al Ateneo.

Críticas del PP

El concejal del PP Alberto Mendoza denunció que la EMT es «una olla a presión, el ambiente de trabajo en la empresa es pésimo, es el menos adecuado para poder desarrollar un trabajo efectivo y de servicio a los ciudadanos». El concejal achaca esta situación al recorte en las líneas de la EMT, la modificación de los horarios y la ausencia en la calle de los inspectores debido a una pésima planificación por las injerencias de «manos inexpertas», lo que hace que los conductores tengan que aumentar su velocidad.

«El incremento de accidentes pone de manifiesto que los conductores trabajan con una sobrecarga que no es la apropiada para conducir», comentó el concejal Mendoza, que criticó la «presión» que se está ejerciendo hacia los trabajadores.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate