Las Provincias

Los ocupas de la casa del Cabanyal llevaban material para atrincherarse

Nuevo tapiado en la casa asaltada en el Cabanyal. :: juanjo monzó
Nuevo tapiado en la casa asaltada en el Cabanyal. :: juanjo monzó
  • Los vecinos reclaman la necesidad de instalar un retén en la zona más degradada para frenar el asalto de las casas deshabitadas

La rápida coordinación vecinal y policial evitó el miércoles una nueva ocupación ilegal en el Cabanyal. Si bien los ocupas entraron por el patio interior de la vivienda, ya llevaban material de obra para atrincherarse y evitar que la policía pudiera acceder por la puerta principal del inmueble, situado en el número 35 de la calle Francesc Eiximenis, a espaldas de la estación de trenes del Cabanyal.

De hecho, los jóvenes del movimiento okupa ya habían atornillado en la pared un gran pestillo de hierro en el lado izquierdo de la puerta de entrada y tenían preparada una pieza de viga de madera para falcar la puerta y así impedir cualquier actuación policial. El objetivo era hacerse fuertes, entrar con víveres y reclamar el derecho de morada, pero la rapidez de los vecinos próximos, a la hora de dar aviso a la Policía Local y la Policía Nacional, y la coordinación de los agentes consiguió abortar el intento.

Si bien en la tarde del miércoles los agentes estuvieron vigilando el inmueble, hasta que se hizo un tapiado de urgencia, ayer los operarios volvieron a retirar el muro de la puerta principal para entrar en la parte del patio, por donde accedieron los ocupas. El objetivo era levantar un búnker de obra en este edificio propiedad del plan del Cabanyal y así evitar que los ocupas vuelvan a saltar por la parte trasera, ya que los okupas están instalados en otra casa municipal recayente a Vidal de Canelles. Más tarde, se tapió de nuevo la puerta de acceso a Francesc Eiximenis.

El mismo día la policía detectó a tiempo otro intento de ocupación en una vivienda de la calle Progreso, pero no en la zona más degradada, sino en el Canyamelar. Habían tratado de forzar la cerradura.

Tanto desde la asociación de vecinos del Cabanyal-Canyamelar, como desde el colectivo Salvem el Cabanyal llevan dos años reclamando la necesidad de instalar un retén policial provisional en la 'zona cero' para que, por un lado, la presencia de las fuerzas de seguridad frene los intentos de usurpación de viviendas y, por otro, se intimide a los que realizan la venta de droga.

Si bien la central policial del Marítimo está en la plaza de la Armada Española, junto a la calle Doctor Lluch, desde Salvem el Cabanyal detallan que reclaman «el retén en la zona más degradada porque es absolutamente necesario. En la reunión de hace dos semanas con la concejal de Protección Ciudadana lo volvimos a repetir», explica Maribel Doménech, presidenta del colectivo. Asegura que hay que insistir «porque la degradación del barrio va en caída libre y hay que pararlo ya».

Fuente del Rosario

Por otro lado, el servicio de Vivienda propondrá en junta de gobierno el encargo a la sociedad Plan Cabanyal para la redacción del proyecto y la ejecución de las obras de reforma de la plaza del Rosario, concretamente de la fuente y reurbanización del centro de la plaza y aprobar el gasto. La idea es eliminar la actual fuente y poner una a ras del suelo y en un lateral, para que en caso de procesiones o actos culturales quede escondida.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate