Las Provincias

La Delegación del Gobierno pide que Valencia rotule en las dos lenguas oficiales

  • «Se ha tenido conocimiento de la rotulación únicamente en la lengua valenciana de señales de tráfico en las calles de la ciudad», ha explicado Juan Carlos Moragues

a Delegación de Gobierno en la Comunitat Valenciana ha enviado hoy un requerimiento al Ayuntamiento de Valencia para que proceda, en el plazo de un mes, a rotular las señales de tráfico de la ciudad en las dos lenguas oficiales.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en un comunicado, "se ha tenido conocimiento de la rotulación únicamente en la lengua valenciana de señales de tráfico en las calles de la ciudad de Valencia".

"La Delegación de Gobierno apuesta por fomentar el uso del valenciano pero siempre cumpliendo la ley", ha afirmado el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, quien ha subrayado que "estamos, además, ante un tema muy importante como es la seguridad vial y rotular únicamente en valenciano impide que personas que no conozcan el valenciano cumplan las normas".

Según la Delegación, la rotulación de las señales únicamente en valenciano vulnera la legalidad vigente ya que art.56 del Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial establece que "las indicaciones escritas de las señales se expresarán, al menos, en la lengua española oficial del Estado".

Asimismo, se cita el Reglamento General de Circulación para la aplicación y la Ley sobre tráfico al apuntar que "las indicaciones escritas que se incluyan o acompañen a los paneles de señalización de las vías públicas, e inscripciones, figurarán en idioma castellano y, además, en la lengua oficial de la comunidad autónoma reconocida en el respectivo estatuto de autonomía, cuando la señal esté ubicada en el ámbito territorial de dicha comunidad".

Este tema se ha abordado durante la reunión que ha mantenido el delegado de Gobierno, Juan Carlos Moragues este mediodía, con el presidente de CSI·F (Central Sindical Independiente y de Funcionarios), Miguel Borra, y el presidente de CSI·F en la Comunitat Valenciana, Daniel Matoses, quienes les han trasladado su preocupación por la política lingüística del Consell en materia de empleados públicos.

Moragues les ha transmitido que la Delegación de Gobierno "apuesta por fomentar el uso del valenciano sin imposiciones ni obligaciones que limiten el uso del castellano ni se produzca discriminaciones por uso de lengua".

"Por ello, como garantes del cumplimiento de ordenamiento jurídico, se velará para que cualquier norma cumpla la Constitución y la legalidad vigente", ha agregado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate