Las Provincias

El Ayuntamiento de Valencia suprime la señalización que permite a las motos circular por el carril bus

Carril bus en el inicio de la calle de la Paz, donde se aprecia con claridad la señalización borrada que autoriza el paso de motos. :: lp
Carril bus en el inicio de la calle de la Paz, donde se aprecia con claridad la señalización borrada que autoriza el paso de motos. :: lp
  • El permiso ha durado cuatro años y de momento se ha aplicado en Colón, Paz y Barcas, donde entra en vigor la prohibición de paso

El nuevo carril bus segregado de la calle Colón carece de la señalización horizontal que permite a las motocicletas y ciclomotores circular por ese espacio reservado, al igual que ocurre en distintos tramos de las calles Barcas y Paz. Son algunas de las zonas donde el grupo popular ha detectado la eliminación de los pictogramas colocados en 2013 tras autorizar el Ayuntamiento a los vehículos de dos ruedas el uso del carril destinado al transporte público.

¿Sucederá esto en toda la ciudad? Fuentes cercanas a la concejalía de Movilidad no pudieron contestar el miércoles a esta pregunta pese a a la insistencia de LAS PROVINCIAS. Eso sí, recordaron que la Plataforma de Motoristas por la Seguridad Vial pidió en 2016 que se estudiase la eliminación de esta señalización tras un grave accidente en Primado Reig.

En efecto, la vicepresidenta nacional de la entidad, María José Alonso, confirmó que el pasado año propusieron en la Mesa de la Movilidad que se hiciera «un estudio sobre esta señalización, al menos en las vías más conflictivas. En lo que vemos más problema es en los giros, aunque de aquella petición no hemos obtenido ninguna respuesta».

La misma parece que ha llegado sin aviso previo y por la vía de los hechos, como ha sucedido en las calles aludidas. Alonso comentó que la autorización del Consistorio en 2013 no llegó a convertirse en una modificación de la ordenanza, sino que se limitó a una resolución publicada poco después en el Boletín Oficial de la Provincia.

«Eso sí, para hacerlo bien tendrían que publicar que decae esa autorización, para que todo el mundo se dé por enterado». Con la situación actual, comentó, cabe la posibilidad de que algún motorista multado gane un recurso.

En los casos denunciados por el grupo popular se aprecia perfectamente que la señalización horizontal del entorno es legible para los conductores, mientras que el pictograma correspondiente a las motocicletas ha desaparecido.

Para el concejal del grupo popular Alberto Mendoza, lo sucedido es un «nuevo ataque» a la circulación de vehículos privados por las calles de Valencia. «Venimos sufriendo en los dos últimos años un acoso y derribo por parte del alcalde Ribó y sus socios del tripartito. En este caso los damnificados son los usuarios de motocicletas y ciclomotores».

El edil aseguró que «con el pretexto de la prohibición de estacionamiento nocturno en el carril bus, Grezzi ha empezado a delimitar y separar el carril bus del resto de carriles, instalando bolardos, separadores viales y borrando de forma intencionada las marcas que permitían la circulación de motocicletas y ciclomotores».

Señaló que con la modificación realizada en la calle Colón, Ribó y su delegado de Movilidad «están poniendo en peligro la seguridad del tráfico y en particular las motos por el carril bus, toda vez que «la instalación de separadores del carril bus del resto de carriles impide el acceso de las motos al mismo y sin embargo no ha adoptado ningún acuerdo que deje sin efecto la autorización vigente desde 2013». A su juicio, esa medida «demandada por distintos colectivos ha funcionado bien, mientras que ahora vuelven a imponer una medida sin consensuar con nadie, pactarla, consultar con afectados, Policía Local, y al margen la Mesa de la Movilidad».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate