Las Provincias

La alerta de los vecinos aborta una ocupación ilegal en la zona más degradada del Cabanyal

Tapiado de una casa municipal en Francesc Eiximenis, tras el intento de ocupación. :: jesús signes
Tapiado de una casa municipal en Francesc Eiximenis, tras el intento de ocupación. :: jesús signes
  • La Policía Local requisa gallos de pelea en la calle Progreso y levanta actas tras detectar más animales en Padre Luis Navarro y San Pedro

Vecinos convertidos en vigilantes para evitar la ocupación ilegal de viviendas en la zona cero del Cabanyal. Ese es el nuevo papel de 'héroes' comprometidos que han adoptado residentes en la zona más degradada de este barrio marítimo que no dudaron el miércoles de dar un rápido aviso a la Policía Local y Policía Nacional para que intervinieran y evitaran una nueva acción del movimiento okupa.

El incidente ocurrió al mediodía, sobre las 14.45 horas, en la calle Francesc Eiximenis 35, muy cerca de la estación de trenes del Cabanyal. La pronta presencia de los dos cuerpos de Policía, que patrullan constantemente por el barrio, evitó que la ocupación se hiciera efectiva.

Según los vecinos de la zona, los okupas que llevan un año instalados en un inmueble de propiedad particular ubicado en la calle trasera, en Vidal de Canelles, «pero como coincide con el patio trasero de la casa de Francesc Eiximenis, saltaron para ocuparlo desde el interior».

Los residentes se alertaron al ver que la puerta recayente a la calle, que estaba tapiada, recibía golpes y «hemos visto que dentro había gente y que estaban rompiendo la pared tapiada», según explica uno de los vecinos que llamó a la policía.

Según los residentes, «esta gente estaba metiendo los restos de muro que caían dentro de una manta, se ve que con el fin de que no nos diéramos cuenta de que estaban ocupando la casa. Y han tirado la manta dentro de un contenedor de basura de la misma calle».

Al detectar la anomalía, unos vecinos optaron por llamar a la Policía Local, otros se dirigieron a la Policía Nacional y otros llamaron a la propia oficina del Plan del Cabanyal, ya que la casa es de su propiedad. Algunos de los jóvenes que intentaban hacerse fuertes en la casa trataron de reclamar el derecho de morada, pero los agentes les dejaron claro que era un delito de bien usurpado y salieron por su voluntad.

La Policía Local está realizando una campaña contra la tenencia de gallos de pelea en casas del Cabanyal. La pasada semana actuaron en la calle Progreso, donde encontraron tres ejemplares y se impuso la correspondiente denuncia y ayer intervinieron en la calle Padre Luis Navarro y en San Pedro. En estos casos se levantaron actas de denuncia, según ha podido saber LAS PROVINCIAS, ya que la campaña sigue abierta. Desde la asociación de vecinos del Cabanyal ayer se felicitaban de estas actuaciones y añadieron que seguirán «vigilantes y denunciando todo aquello que es ilgeal e inadmisible y que por desgracia todavía tiene lugar en nuestro barrio».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate