Las Provincias

Los colegios concertados afectados por los recortes en Bachillerato crean una plataforma

  • El presidente de la Generalitat asegura en la Trobada d'Escoles en Valencià que no va a dar «un paso atrás en política lingüística»

valencia. Los colegios afectados por el recorte de aulas concertadas en Bachillerato de Valencia y Castellón, un total de 15, han constituido la plataforma Libertaddeenseñanza27.1 para emprender acciones conjuntas contra la política de la Conselleria de Educación que ha llevado a la supresión del concierto de 31 aulas. Esperan que en los próximos días se adhieran los centros de Alicante, según explicaron desde la nueva entidad.

En este momento, los colegios integrantes de la plataforma han perdido 21 unidades de Bachillerato y 735 plazas. El nombre elegido hace referencia al artículo 27.1 de la Constitución en el que se reconoce la libertad de enseñanza que ahora consideran que la Conselleria está vulnerando.

En este sentido, califican la decisión de suprimir las aulas concertadas como «arbitraria y marcada, además, por una total falta de transparencia tanto en las valoraciones como en la notificación de la resolución».

La plataforma considera, en el misma línea, que «la situación es mucho más grave pues la mayoría de los centros que se han salvado de la tala sólo tienen garantizado el concierto para el próximo curso».

Ante ello, los integrantes de esta nueva organización pretenden concienciar al resto de comunidades educativas de la concertada de la necesidad de «actuar ya ante la política del conseller Marzà, que tiene como objetivo acabar con este modelo educativo y, cuyas consecuencias, más temprano que tarde, sufrirán en sus propias carnes». El objetivo de la primera reunión de los integrantes fue aunar esfuerzos para emprender acciones que quieren llevar a cabo de forma inmediata.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, que asistió ayer a la 32 Trobada d'Escoles en Valencià en Guadassuar, aseguró que el Consell «no va a dar ningún paso atrás en política lingüística» y defendió el nuevo decreto de plurilingüismo impulsado por Marzà, «muchas veces interpelado desde la mala fe». Señaló también que «ayer algún representante político -en referencia al eurodiputado del PP Esteban González Pons- decía que no abriéramos la tele y acabáramos con los barracones. Yo digo: acabaremos con los barracones y tendremos tele y radio pública en valenciano».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate