Las Provincias

Coches aparcados en el carril bus por la noche. :: jesús signes
Coches aparcados en el carril bus por la noche. :: jesús signes

Los vecinos quieren debatir con Grezzi de nuevo el carril bus nocturno

  • María José Broseta solicita al concejal que negocie la prohibición de estacionar antes de poner en marcha la medida

valencia. La Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia acordó, en una reunión de la junta directiva celebrada el pasado miércoles, exigir al concejal de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Valencia, Giuseppe Grezzi, que reúna de nuevo la mesa de la movilidad para debatir la prohibición de aparcar en el carril bus, que en teoría se pondrá en marcha a principios de mayo.

La federación se une así a otros colectivos como los hosteleros o el mismo PSPV, socio de Gobierno de Compromís en el tripartito que dirige el Ayuntamiento, que han pedido a Grezzi que devuelva la medida a la mesa antes de ponerla en marcha. La amplia contestación social a una decisión del concejal que se encontró con la enconada protesta de la práctica totalidad de asociaciones de vecinos situadas lejos del centro, de los hosteleros, el ocio nocturno, la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu) o la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico, entre otras entidades, obligó a Grezzi a dar marcha atrás en la medida y a posponerla hasta principios de mayo, cuando estaba previsto ponerla en marcha el pasado lunes 10 de abril.

Ahora, la federación da un paso más y aunque no pedirá una reunión a Movilidad, sí exige a la concejalía que reúna a la mesa que debate las cuestiones de tráfico de la ciudad para volver a discutir la prohibición de aparcar en el carril bus antes del mes de mayo. «No queremos pedir una reunión porque entendemos que lo normal es que sea él (Grezzi) el que nos convoque. Eso sería lo normal, aunque lo lógico habría sido convocarnos antes de anunciar que se va a poner en marcha, y no con dos días antelación», lamenta Broseta.

La dirigente vecinal pide a Grezzi, además, que informe a los residentes de la ciudad de los aparcamientos con los que el Consistorio ha consensuado una tarifa especial, como anunció la pasada semana el Ayuntamiento, como paso previo a empezar a multar a quienes dejen el coche en el carril bus más allá de las 22 horas.