Las Provincias

Las motos compradas el año pasado para la Policía Local siguen sin usarse

Motos de la Policía Local el día de su festividad. :: damián torres
Motos de la Policía Local el día de su festividad. :: damián torres
  • El grupo popular denuncia que los vehículos todavía no están operativos a pesar de las continuas averías en la flota actual

Hasta 23 motos averiadas de las alrededor de 40 de las que dispone la Unidad de Tráfico de la Policía Local de Valencia. Es la situación que se vivió este fin de semana y no es la primera vez, pues a comienzos de año, por ejemplo, el Sindicato Profesional de Policía Local y Bomberos en el Ayuntamiento de Valencia ya denunció que dos de cada tres vehículos de este servicios estaban fuera de servicio a pesar de que, en aquel momento, habían aumentado las obras en la ciudad y, por tanto, era más necesaria su presencia en las calles para regular la circulación.

De ahí que ayer el grupo municipal popular criticara que las motocicletas nuevas que se compraron el año pasado sigan sin entrar en servicio. Eso a pesar de que la adjudicación de la veintena de vehículos se realizara a finales de 2016 por un valor superior a los 200.000 euros. «A día de hoy las nuevas motocicletas siguen sin estar operativas mientras se produce una merma en el servicio debido a las averías de las motos antiguas», criticó el concejal popular Félix Crespo.

A su juicio, «este es otro capítulo más en la nefasta gestión en el área de Protección Ciudadana que ha tardado un año y medio en renovar parte de la flota de vehículos de la Policía Local», en referencia a que el anuncio de la renovación se realizó en julio de 2015, a las semanas de la llegada del nuevo equipo de gobierno al cap i casal.

El edil recordó que la sección de Tráfico necesita de un número superior a 30 motocicletas para cada turno y «la realidad es que no se está cumpliendo con esta necesidad, dado que se producen averías constantes y no existe una buena gestión en la reparación». Una situación que, según los sindicatos, es constante, como ocurrió el fin de semana.

Crespo también recordó que el modelo de renting que existía anteriormente «garantizaba que las motos estuvieran siempre en perfecto estado de uso y disponibilidad. Ahora se han adquirido las usadas del renting finalizado pero no se ha previsto un servicio técnico solvente y operativo, lo que está provocando que haya agentes que no puedan realizar su servicio, y además las nuevas llevan meses de retraso». No obstante, respecto al mantenimiento, las revisiones están incluidas en la oferta que seleccionó el Consistorio.

En este sentido, el concejal resaltó que no es comprensible que los vehículos adquiridos el año pasado «no estén a fecha de hoy operativos pudiendo haber prestado servicio en Fallas donde la falta de vehículos supuso un grave problema en el servicio», citó como ejemplo.

«Tenemos claro que tardarán porque ni siquiera tiene puesto el equipamiento policial correspondiente», en referencia a los indicativos de la Policía Local de Valencia y las luces de emergencia. E insistió en la necesidad de su entrada en servicio por las averías continuas en la flota actual. Un aspecto que, con la denuncia anterior de los sindicatos, la concejal de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, se comprometió a solucionar al apuntar que sería el propio cuerpo policial quien asumiría el mantenimiento del parque móvil, dejando de estar en el contrato general del Ayuntamiento. De este modo, señaló, se esperan reducir los plazos de espera para las reparaciones.

Ya a comienzos de año, el sindicato policial alertó también de la antigüedad del parque móvil de la Policía Local, con motocicletas con más de 15 años de uso. Las incorporaciones más recientes fueron unas BMW adquiridas hace cinco años.