Las Provincias

La nueva defensa de la playa de El Saler estará en dos meses

Inicio de obras junto a la Casbah, ayer. :: aa. vv. la Casbah
Inicio de obras junto a la Casbah, ayer. :: aa. vv. la Casbah
  • El Ayuntamiento inicia las obras junto a las casas de La Casbah después de que el último temporal cause más erosión en el litoral de la Albufera

Dentro de dos meses a partir de esta semana se ha previsto la finalización de la nueva defensa de la urbanización La Casbah, en la playa de El Saler. El Ayuntamiento inició este martes las obras de construcción del muro inclinado que sustituirá el paseo marítimo derribado por la fuerza de los temporales y que dejó indefensas la primera línea de viviendas.

Este lunes se registró un nuevo episodio de oleaje que ha provocado más erosión. La Demarcación de Costas inició hace semanas un trasvase de arena desde las golas del lago de la Albufera, que no se ha visto afectado por el último temporal, indicaron fuentes de la asociación de vecinos de La Casbah.

Otras fuentes precisaron que sí se ha producido una fuerte incidencia en el material, que sale de las riberas de las golas de El Perelló, El Perellonet y Puchol. De este modo se facilita también el desagüe del lago cuando sea necesario y la entrada de peces.

En todo caso, la parte próxima a las viviendas ha sufrido un nuevo embate de las olas, que ha dejado más al descubierto restos de escombros y la red de alcantarillado. Fuentes de la concejalía de Desarrollo Urbano indicaron que la inversión de la nueva defensa alcanzará los 600.000 euros y que reclamarán esta cantidad al Ministerio de Medio Ambiente, como intentó el Consistorio hace años sin éxito en unas obras similares junto a las casas aunque de menor presupuesto.

Aunque en un primer momento se dijo que la obra sería una escollera, la solución final ha pasado por un muro de roca, ligeramente inclinado y que estrecha el paso para peatones entre las viviendas y la playa. La asociación de vecinos reclama que se garantice espacio suficiente para el acceso de los vehículos de emergencias.

Desde el Consistorio indicaron que, pese a considerar las obras competencias del Ministerio de Medio Ambiente, existe un «compromiso con los vecinos». Por el contrario, el Gobierno interpreta que se trata de la reurbanización de una calle.

El Ministerio sí que tiene en cartera el proyecto de demolición del antiguo polideportivo de El Saler, donde existen numerosos escombros enterrados en la arena. La inversión asciende a 1,8 millones de euros, mientras que el Consistorio se encargará de la plantación de especies autóctonas en los nuevos cordones dunares.

Para más adelante queda la intervención propuesta por la Autoridad Portuaria, que dispone de fondos para la regeneración de las playas de la Albufera. Los residentes reclaman por su parte la construcción de arrecifes artificiales, del mismo modo a lo que se hizo de manera experimental en la playa del Cabanyal.

Existe una iniciativa del catedrático José Serra, quien ya se encargó del citado arrecife en la parte norte del litoral. Serviría para retener arena y favorecer la creación de un ecosistema y una zona de buceo. De momento, la propuesta no ha encontrado financiación de las Administraciones públicas.