Las Provincias

La policía de Valencia empieza a multar con 200 euros a los peatones que cruzan Barón de Cárcer en rojo

    • Los comerciantes critican que las sanciones afecten a quienes sufren el doble sentido mientras la concejala descarta una campaña especial

    Un doble sentido que casi nadie quiere, más tráfico en una avenida ya de por sí saturada, ocho atropellos, una muerte... y ahora, también, multas. La Policía Local de Valencia ha comenzado a sancionar a los peatones que cruzan en rojo en la avenida Barón de Cárcer, tal como ha podido saber este diario. El pasado martes, según una de las personas sancionadas, se multaron al menos a cinco viandantes que en la esquina de la avenida con la calle Linterna cruzaron con el semáforo en rojo. El agente aplicó la máxima sanción: 200 euros.

    Los hechos ocurrieron el pasado martes pero trascendieron el martes. Varias personas cruzaron el paso de cebra frente a la calle Linterna, presuntamente, con el semáforo en rojo. Al llegar a la acera de enfrente, un agente les sancionó por «no respetar la luz roja de un semáforo (peatones) (peatón)», tal como aparece en el boletín de denuncia al que ha tenido acceso este periódico. La sanción que se impuso fue la máxima, 200 euros, que se puede reducir a 100 por pronto pago.

    Estas sanciones, confirmadas por los vecinos que aseguran que se han dado tanto el martes como el lunes, ahondan en la intención de las concejalías de Movilidad Sostenible y Protección Ciudadana de mejorar la seguridad en la zona después de las protestas prácticamente diarias de residentes. Sin embargo, los vecinos consultados por este diario no entienden por qué tienen que pagar ellos con 200 euros cada multa la decisión municipal de imponer el doble sentido, «que tantos problemas ha acarreado desde el primer día», aseguran desde un comercio cercano al cruce peatonal: «Por si fuera poco el doble sentido...».

    Una de las sanciones impuestas esta semana a un peatón de la zona.

    Sanción.

    Una de las sanciones impuestas esta semana a un peatón de la zona. / LP

    Crece, por tanto, el enfado en una zona «caliente» para el Ayuntamiento. No rehuyen las asociaciones vecinales de la zona, como la Coordinadora d'Entitats de Ciutat Vella, la responsabilidad de quien cruza sin mirar el semáforo (cabe recordar que según el informe de la Policía Local de Valencia sobre los accidentes, realizado a posteriori y no antes de la implantación del doble sentido, todos los accidentados cruzaban con el semáforo en rojo), pero no quieren pagar con 200 euros que ahora la avenida sea más peligrosa, como repiten residentes consultados. «La nueva señalización está bien, pero que encima nos multen es insoportable», dice Eduardo, vecino de la zona. «Sí, he visto a los policías. Eso es enseñarse con los que más sufrimos esto», dice Mari Carmen, residentes en la misma avenida, mientras señala los autobuses.

    La concejala de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, explicó el martes, a preguntas de este diario, que no hay «ninguna campaña» para controlar a los peatones en Barón de Cárcer. «Si ha habido multas, son las normales de un agente en el ejercicio de sus funciones», dijo la edil, que además reseñó que estas sanciones se ponen «por desoír las órdenes de un agente, por ejemplo cuando le pide a alguien que no cruce porque el semáforo ya está en rojo».

    El concejal del grupo municipal popular Alberto Mendoza lamentó que el edil de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, persiga ahora al peatón «para justificar su desinterés por tomar medidas preventivas en Barón de Cárcer». «Lo normal hubiera sido primero informar a los ciudadanos y luego sancionar. Poner 200 euros de multa es un abuso», criticó el concejal Mendoza, que aseguró que esta situación «es un nuevo ejemplo de la descoordinación entre Movilidad y Protección Ciudadana que no se han sentado para establecer medidas conjuntas de seguridad vial». Mendoza apuntó que las multas a ciclistas han pasado de 1.181 en 2015 a 606 en 2016, y se preguntó si ahora «toca perseguir al peatón»: «¿Y los ciclistas que van sobre las aceras?».