Las Provincias

Costas acelera el trasvase de arena en El Saler para acabar antes de Semana Santa

  • El permiso para construir una defensa en La Casbah se retrasa por la falta de un informe de la Generalitat

A toda velocidad ha comenzado el trasvase de arena desde las golas de la Albufera hasta la playa de la Garrofera de El Saler. La previsión es, según indicaron ayer fuentes de la Delegación del Gobierno, que toda la operación para corregir la erosión por los temporales esté acabada antes de las vacaciones de Semana Santa.

Eso supondrá en poco más de dos meses realizar 6.000 viajes de camiones desde las golas de El Perellonet, El Perelló y El Puchol al espacio comprendido entre la urbanización La Casbah y el antiguo hotel Sidi Saler, donde el oleaje acabó con buena parte del cordón dunar. Las obras se iniciaron la semana pasada y los camiones dejan amontonada la arena, a la espera de que sea repartida en el litoral. El propósito es ganar 40 metros más de playa al mar, a la espera de recuperar en una segunda fase las propias dunas.

Costas utiliza para estos trabajos parte de los dos millones de euros destinados a obras de emergencia en toda la provincia. Aparte se encuentra la construcción de una nueva defensa para La Casbah.

En esta zona el Ayuntamiento ha asumido una inversión de 600.000 euros, aunque luego pasará la factura al Ministerio de Medio Ambiente, según dijo el concejal de Devesa-Albufera, Sergi Campillo. Estas obras han comenzado también, aunque se está a la espera del permiso de la Demarcación de Costas.

Fuentes de la Delegación del Gobierno indicaron sobre esto que la voluntad es aprobarlo prácticamente de manera automática, aunque achacaron el retraso a la falta de un informe de la Generalitat, que todavía no ha llegado.

La defensa prevista sustituirá al paseo marítimo situado entre la playa y la urbanización, donde la primera línea de viviendas ha quedado expuesta a los temporales. Los vecinos están preocupados por el retraso que empieza a acumularse, dado que ahora sólo hay un montón de escombros entre las olas y sus casas.

No es el único proyecto pendiente para las playas de El Saler, que este año recibirán una inversión de más de un millón y medio de euros por parte del Gobierno, en la zona del antiguo polideportivo. Hasta principios de marzo, las empresas pueden presentar las ofertas para unas obras que consistirán básicamente en retirar escombros, estructuras escondidas en la arena de las canchas de deporte y adecuar los terrenos para una posterior regeneración.

Las mismas fuentes indicaron que el trasvase de arena desde la playa del Cabanyal se hará en octubre, ya finalizada la temporada de verano. El destino del material será, en su parte principal, la zona conocida como la Creu, tras la extracción de los restos de hormigón y canalizaciones.

Plantas de viveros

La participación del Ayuntamiento consistirá en el aporte de miles de plantas de los viveros de El Saler. La plantación servirá para fijar las dunas en una tarea que se completará con cercados de caña alrededor de los cordones dunares que eviten el pisoteo.

Por último, la regeneración completa de la playa dependerá de la extracción en un banco de arena descubierto mar adentro, a la altura de Cullera, que tiene un tipo de grano similar al del litoral de la Albufera. Para esto no hay plazos.

La urbanización La Casbah, al igual que el antiguo Sidi Saler, se encuentran fuera de ordenación al quedar por delante de la línea marítimo-terrestre. No obstante, el Consistorio ha decidido asumir la construcción de una defensa al considerar que debe garantizar la seguridad de los vecinos.