Las Provincias

Fomento reconoce «incidencias técnicas» en las obras del corredor mediterráneo

  • El ministro asegura que los plazos previstos para su puesta en marcha, que no ha concretado, responden a una «planificación realista»

Los problemas técnicos que la exministra de Fomento, Ana Pastor, mencionó en más de una ocasión para justificar los retrasos de las obras del corredor mediterráneo volvieron ayer a escena. Y lo hicieron de la mano del actual titular de esta cartera, Íñigo de la Serna, que reconoció «incidencias técnicas» en los trabajos y negó que no se estén ejecutando las obras.

El ministro respondía así a las acusaciones del diputado de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, que criticó los «reiterados retrasos e incumplimientos en la construcción». Según De la Serna, los plazos previstos para el corredor -que no concretó- responden a «una planificación realista» por parte del Gobierno, para quien esta infraestructura es «una prioridad política».

Para el ministro, esta «planificación realista» responde a la preocupación de que el doble ancho de vía no suponga «un problema de tráfico, especialmente en el transporte de mercancías». En este sentido, el responsable de Fomento resaltó que la preocupación se centra «únicamente en la infraestructura» cuando «tan importante es esto como el material rodante» para mejorar los tiempos de desplazamiento o el compromiso de los empresarios en la utilización futura del corredor, en alusión al encuentro celebrado en Tarragona este lunes.

Respecto a la existencia de dos ramales del corredor mediterráneo -uno interior, por Madrid; y otro por la costa,-, De la Serna defendió que su existencia «no es una invención» del Gobierno, sino que figura en el Reglamento previsto de la Unión Europea y rechazó el desvío de fondos al de Madrid del que le acusaba el parlamentario valenciano.

Empresarios con Adif

Mientras eso sucedía en el Congreso, en otro punto de Madrid los presidentes de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) y la Autoridad Portuaria de Valencia, Salvador Navarro y Aurelio Martínez, respectivamente, se reunían con su homólogo de Adif, Juan Bravo, a quien le pidieron inversiones y más agilidad en actuaciones en los corredores mediterráneo y cántabro.

En el encuentro, ambos trasladaron al organismo dependiente del Ministerio de Fomento las reivindicaciones de los empresarios valencianos en materia de infraestructura. Así, según informaron fuentes de la patronal valenciana, el nuevo equipo de ADIF expresó su disposición a estudiar las iniciativas recibidas al mismo tiempo que amplió la información sobre actuaciones que ya están en marcha.

En el caso del corredor cántabro-mediterráneo, donde es clave la mejora de la conexión férrea entre Sagunto y Zaragoza, Navarro reclamó la puesta en marcha del tren tierra en el primer semestre de 2017, una actuación en la que Adif confirmó que ya se está trabajando. Asimismo, reclamó el compromiso de Adif de destinar en sus presupuestos al menos la misma cantidad aportada por la APV a esta infraestructura, 63 millones. Según desveló el presidente de la CEV, existe ya una empresa privada dispuesta a operar con 4 o 5 trenes semanales a partir de la puesta en marcha del tren tierra.