Las Provincias

Un grupo británico abrirá una residencia de 350 habitaciones en el Marítimo de Valencia

Un joven pasa en bicicleta por una calle del barrio del Cabanyal. :: i. marsilla
Un joven pasa en bicicleta por una calle del barrio del Cabanyal. :: i. marsilla
  • Los inversores compran las oficinas donde se situaba la Conselleria de Medio Ambiente y las reformarán para un colegio mayor

Tres edificios que forman un bloque de oficinas en el número 7 de la calle Francisco Cubells, en el barrio del Canyamelar de Valencia, se convertirán en una flamante residencia con capacidad para 350 estudiantes. El grupo inversor británico Princeton Investments ha comprado el inmueble y tiene previsto inaugurarlo para el curso académico 2018-2019.

Las fincas fueron la sede de la Conselleria de Medio Ambiente hasta la apertura del complejo administrativo 9 d'Octubre. Desde su traslado habían permanecido sin uso, indicaron fuentes vecinales. La futura residencia de estudiantes queda fuera del plan del Cabanyal-Canyamelar derogado por el actual gobierno municipal, aunque sí estará dentro del planeamiento previsto para este mandato.

Fuentes municipales indicaron sobre esto que el ámbito se extenderá por el rectángulo formado por las playas, la avenida de los Naranjos, el bulevar Serrería y las inmediaciones de la plaza Armada Española, junto al puerto.

El anuncio del grupo inversor británico coincide con el principio de acuerdo entre el gobierno municipal y la Universidad Europea para la construcción de un campus en el Cabanyal, en concreto entre el bulevar Serrería y la calle San Pedro.

El alcalde Joan Ribó indicó el pasado viernes el acuerdo, aunque queda pendiente conocer si los propietarios de la universidad aceptan la fórmula de cesión de derecho de superficie que plantea el Consistorio.

Esto supondría que la Universidad Europea tendría el uso de solares municipales y de la empresa Plan Cabanyal durante un máximo de 75 años, siempre claro a un canon a cambio todavía por decidir. Este proceso supone también un concurso público al que podrían presentarse otras empresas. La iniciativa se encuentra en fase de negociación sin plazos fijados para las obras.

Al tratarse de solares de uso residencial, la construcción del campus necesitará un cambio de planeamiento urbanístico para que sea educativo-cultural. Este proceso puede demorarse durante meses.

En el caso de la residencia, la adquisición de las fincas consolida la estrategia de expansión en el sector inmobiliario español del grupo fundado por la familia Lee, que analiza las oportunidades para residencias estudiantiles en las principales capitales.

El edificio ha sido comprado con la participación del fondo norteamericano Carey European Student Housing I, gestionado por W.P. Carey, según fuentes del grupo británico.

El complejo dispone de 10.160 metros cuadrados y ocupa una manzana completa. Además de las 350 habitaciones, ofrecerá zonas comunes y de servicios para estudiantes, así como un aparcamiento.

La residencia del Canyamelar, indicaron los promotores, pretende ser un «referente en innovación y supondrá un cambio de paradigma en las residencias estudiantiles por su diseño orientado a una mayor comodidad del estudiante».

Princeton inició sus operaciones de inversión en España en 2015 con la compra de un inmueble de 10.600 metros cuadrados en Madrid a Telefónica con arrendamiento posterior. Desde entonces ha adquirido otros edificios en la capital de España, uno destinado a un centro de cotrabajo.

También a finales del año pasado el grupo inversor Princeton adquirió a Telefónica un inmueble de 9.700 metros cuadrados en Madrid que se destinará a viviendas de lujo con vistas al Palacio Real.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate