Las Provincias

El Consell estudia recurrir el cierre de Pinedo para evitar daños irreparables

Instalaciones de  la depuradora de Pinedo. :: juanjo monzó
Instalaciones de la depuradora de Pinedo. :: juanjo monzó
  • El desmantelamiento de la depuradora afectaría al arroz y se verterían al mar 178.000 metros cúbicos diarios de agua sin tratar

El Gobierno valenciano estudia interponer el recurso en casación contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJ) en la que se ordena el cierre de la depuradora Pinedo por no contar con licencia.

Las distintas administraciones públicas valencianas salieron ayer al paso de la decisión judicial argumentando los graves daños medioambientales que causaría el desmantelamiento de la planta. La sentencia ordena el cierre, debido a que carece de licencia ambiental.

Según señalaron fuentes de la Conselleria de Medio Ambiente se dejaría así fuera de servicio las instalaciones del tratamiento biológico de Pinedo, así como el tratamiento terciario de las aguas.

La consecuencia inmediata es que solamente podría recibir tratamiento biológico en Pinedo I un caudal máximo de 124.900 metros cúbicos al día, por lo que 178.858 metros cúbicos diarios recibirían sólo tratamiento primario en Pinedo II.

Esta agua incumpliría, los límites de vertido establecidos por la UE sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas. Tampoco se podría reutilizar caudal para riego, ya que el envío de aguas hacia la Acequia del Oro o de Favara requiere eliminación de nutrientes, lo que comprometería los cultivos de arroz de la zona norte de la Albufera

El concejal delegado del Ciclo Integral del Agua del Ayuntamiento de Valencia, Vicent Sarrià, por su lado, se manifestó en unos términos muy similares a los del Gobierno valenciano y dio el respaldo municipal al posible recurso de casación de la Generalitat. Sarrià explicó que «en aquel momento, Ayuntamiento, Generalitat y la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (EMSHI) desestimaron las alegaciones de los vecinos, quienes presentaron un recurso que ahora el juez estima parcialmente».

El concejal resaltó que la sentencia afecta precisamente a la ampliación, Pinedo III, que es «la más moderna y la que menos afecciones genera». «Es una instalación de saneamiento que no afecta sólo al municipio de Valencia, sino a toda el área metropolitana, especialmente a su parte sur: hablamos de más de un millón de habitantes», dijo.

Aclaró que el cierre de la EDAR de Pinedo tendría unas consecuencias medioambientales «inasumibles», puesto que «obligaría a verter sin depurar todas las aguas residuales de Valencia y l'Horta Sud directamente al mar».

Por su lado, el abogado de los afectados, José Ortega, insistió en que pedirá la ejecución de la sentencia y señaló que ha solicitado una reunión con el alcalde Joan Ribó y «confiamos en comprobar que de verdad se ha producido un cambio de sensibilidad en el Ayuntamiento tras el cambio de Gobierno».

Ortega añadió que su intención es conseguir una indemnización para los propietarios afectados, un punto en el que la sentencia le da la razón a los demandantes, que, como recordó el abogado, se trata de gente humilde y sin demasiados medios económicos que sufren las molestias medioambientales de Pinedo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate