Las Provincias

El Casino del Americano acogerá un bosque, jardines verticales y venta directa de la huerta

Terrenos del Casino del Americano, con el palacete al fondo. :: irene marsilla
Terrenos del Casino del Americano, con el palacete al fondo. :: irene marsilla
  • El recinto es un palacete del siglo XIX en el barrio de Ciudad Fallera rodeado por unas extensas parcelas junto a la avenida Burjassot

Con una duración de cinco años y una inversión estimada de 3,8 millones de euros, a la espera de la adjudicación de las obras, la Fundación Las Naves gestionará el proyecto Grow Green, que no es otra cosa que la transformación completa del Casino del Americano, un palacete del siglo XIX en el barrio de Ciudad Fallera rodeado por unas extensas parcelas junto a la avenida Burjassot. El patronato de la entidad dio cuenta ayer de esta iniciativa, donde participa también el Ayuntamiento, Tecnalia, Bipolaire Arquitectos, la Universitat Politècnica y la asociación Acondicionamiento Tarrasense. El presupuesto se basa en ayudas europeas.

Se trata de la gestión de espacios con soluciones basadas en la naturaleza. Esa teoría tendrá un proyecto de demostración en Valencia, con la rehabilitación de los jardines tradicionales de los edificios Casino del Americano y la alquería de la Torre.

También se construirá un jardín vertical, donde se utilizará agua reciclada para regar «dos ecosistemas verticales, uno basado en un sistema de planta tradicional que crece de abajo hacia arriba y otro basado en una fachada verde vertical con riego de arriba hacia abajo».

También habrá una demostración de un corredor de pérgola de vides para crear un «acceso amigable térmico al edificio. La pérgola podría ser vegetada con vides perennes para sombra, lo que reducirá la radiación solar directa en verano y permitirá la limpieza de contaminantes».

También se ha pensado en colocar «árboles de sombra estratégicos. Posicionarlos para construir sombreado con el fin de obtener una reducción en la radiación solar». Todo esto permitirá estudio esos cinco años acerca de la influencia de la posición del arbolado.

Otro de los apartados es una llamada cesta de comida solidaria. «La iniciativa ofrecerá un servicio de entrega de vegetales locales, estacionales y ecológicos de los productores locales a los ciudadanos del distrito. El servicio será gestionado en uno de estos edificios públicos por una asociación de personas con discapacidad», se indica en el documento. También se creará un pequeño bosque sostenible para compensar las emisiones de las actividades del Ayuntamiento. Por último, se habla de rutas peatonales.