Las Provincias

Estrcutura donde estaba montada la iluminación, atada a los árboles. :: lp
Estrcutura donde estaba montada la iluminación, atada a los árboles. :: lp

Las luces navideñas siguen atándose a árboles de la plaza del Ayuntamiento de Valencia

  • El concejal Pere Fuset se comprometió el pasado año a no anclar la iluminación al arbolado y ahora dice que lo exigirá para el pliego de 2018

La concejalía de Cultura Festiva que dirige Pere Fuset incumplió la Ordenanza de Vía Pública al atar el alumbrado navideño a los árboles de la plaza del Ayuntamiento. Los cables que unen el soporte de las cortinillas de luces que han iluminado la plaza durante toda la Navidad seguían el miércoles sobre la plaza del Ayuntamiento. Si bien el edil ya se comprometió en la Navidad del pasado año a incluir la obligatoriedad de no anclar las luces al arbolado, este año sí se ha permitido y el miércoles Fuset ya reconoció que en el próximo pliego de condiciones exigirán a la empresa adjudicataria de la iluminación que no la aten a estos ejemplares.

Cabe recordar que, tal como reconocieron el miércoles fuentes del grupo municipal popular, anclar parte de la iluminación en los árboles de la plaza ha sido una práctica habitual de todos los gobiernos. Sin embargo, no por habitual deja de ser un incumplimiento de la Ordenanza de Vía Pública, concretamente del artículo 98.2, que indica que el montaje del alumbrado «no podrá sujetarse al mobiliario urbano ni al arbolado o ajardinado. Si la instalación fuese sustentada sobre cualquier tipo de estructura, deberán cumplirse además las prescripciones contenidas en el presente título para los escenarios, carpas, gradas o instalaciones superiores».

Preguntado por este diario sobre la instalación que se ha preparado en la plaza del Ayuntamiento, después de que el año pasado anunciara que no se iba a hacer más, el concejal Pere Fuset indicó que el deseo de la concejalía que dirige es «ser ejemplares», por lo que la exigencia de que ningún cable o alambre se puede atar al arbolado de la plaza del Ayuntamiento «será incluido en el pliego para el año que viene».

Práctica generalizada

El Consistorio intentará, así, terminar con una práctica generalizada por la ciudad sobre todo en época de Fallas y que, además, ya ha sido motivo de enfrentamiento entre el gobierno municipal y las asociaciones de vecinos. Durante el último mandato de Rita Barberá, la associació de Patraix ya afeó al Consistorio que impidiera la instalación de alumbrado en el barrio porque suponía atarlo a árboles y que, por el contrario, autorizara la iluminación de los árboles de la plaza del Ayuntamiento, una práctica de Fuset abolió en su primer año al frente de Cultura Festiva. «Hemos optado por armonizar la decoración navideña con los criterios que se contemplan en las ordenanzas. No habrá ningún árbol ni palmera de la plaza del Ayuntamiento que esté iluminado porque los elementos vegetales no se pueden emplear para estos fines», indicó Fuset en noviembre de 2015.

En la semana fallera, eso sí, hay prácticamente barra libre en lo que a iluminación festiva y dónde anclarla se refiere. No es extraño ver grupos electrógenos o paneles de control de luces colgados o junto a árboles, pese a que el bando de Fallas que emite el Ayuntamiento lo prohibe para evitar incendios. Así, el apartado 13 del bando del pasado año (prácticamente copiado palabra por palabra de los bandos de Rita Barberá) seña que queda prohibido «todo tipo de ligadura en los árboles de las calles y jardines, semáforos, cámaras de control de tráfico, demás instalaciones del servicio público, así como en monumentos o elementos arquitectónicos relevantes para instalar carteles banderas, altavoces, cables de luces, tirantes o cualquier otro adorno o elemento festivo».